30 de septiembre de 2015 21:13

Guayas y Los Ríos buscan acuerdo para evitar una consulta popular en Matilde Esther

Foto: Cortesía  Prefectura del Guayas

Foto: Cortesía Prefectura del Guayas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Juan Carlos Mestanza




Guayas y Los Ríos pusieron fin de una controversia de límites por 9 km 2 en la zona de La Palizada y ahora se enfocan en buscar una solución conjunta para evitar una consulta popular en la localidad de Matilde Esther.
El prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, llegó este miércoles 30 de septiembre del 2015 a Babahoyo para reunirse con su par de Los Ríos, Marco Troya.
El primer paso fue llegar a un acuerdo por La Palizada. Por ello también estuvieron los alcaldes de Salitre (Guayas), Francisco León; y de Vinces (Los Ríos) Cristian Villasagua, localidades que mantenían disputa por dicho territorio.
Según el acuerdo extraprocesal, el tercero alcanzado por ambas jurisdicciones, 5,1 km2 se quedan en Salitre y 4,16 km2 en Vinces.
“Este acto reviste una gran importancia como provincia del Guayas, sobre todo porque demuestra que cuando hay voluntad política es mucho más dinámico un proceso para alcanzar acuerdos sin necesidad de llegar a consultas populares que, si bien son mecanismos democráticos, dejan ganadores y perdedores”, dijo Jairala.
Para Troya fue un día muy especial pues “se definen las controversias limítrofes entre dos cantones hermanos y dos provincias hermanas”.
Pero los diálogos no quedaron allí. Ambas autoridades, acompañados de asesores y funcionarios de sus respectivas prefecturas, pasaron a tratar el tema limítrofe en la zona de Matilde Esther y sus alrededores como El Batán y San Lorenzo, donde habitan cerca de 2 700 personas.
Allí están en conflicto 23 km 2 y tanto Troya como Jairala buscan alcanzar un punto de acuerdo para evitar llegar a una consulta popular. Por ello, sendas comisiones de ambas prefecturas trabajarán directamente con la población para buscar una propuesta consensuada.
Según Jairala, “extraoficialmente, el prefecto Troya y yo conocemos que la consulta va, pero hay tiempo para evitar llegar a la consulta y seguir con nuestra convivencia armónica”.
Troya concuerda y apunta que una “consulta dejaría pérdidas y heridas para todos. Por ello lo fundamental es el diálogo”.
En la reunión se fijaron plazos para el trabajo de las comisiones. Uno de 30 días es para cumplir con la socialización con la población de Matilde Esther; y otro de 45 días para emitir un primer informe.
Los dos prefectos se comprometieron a acometer un trabajo conjunto de mejoramiento de la infraestructura básica. Entre estos están la dotación de un sistema integral de agua potable, el incremento de la cobertura de alcantarillado y el asfaltado de las calles de la población.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)