11 de noviembre de 2015 09:07

Guayas prioriza limpieza de 980 km de canales

Equipo caminero retira sedimento acumulado en el hoy cauce seco del río Magro, en el sector agrícola de Daule. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Equipo caminero retira sedimento acumulado en el hoy cauce seco del río Magro, en el sector agrícola de Daule. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Carlos Mestanza

A los agricultores del recinto San Gabriel les tranquilizó el anuncio de que el fenómeno de El Niño, que llegaría en diciembre, tendría menos fuerza de lo pronosticado y que las obras preventivas ya se realizan en sus zonas.

Hilario Candelario observa a dos retroexcavadoras que retiran arena en el -hoy seco- cauce del río Perdido como también se conoce a este ramal del río Magro, en Daule (Guayas).

La cantidad de sedimento no solo causa su taponamiento sino también su desvío. En las crecientes se sale de su cuenca e inunda extensos cultivos de arroz en esta zona.

Este arrocero, de 69 años, uno de los 850 usuarios del Plan América Lomas, cuenta que desde el anterior Niño (97-98), “el río -que viene desde Pedro Carbo y Manabí- empezó a embancarse por arriba. El agua va a salir a San Gabriel”.

A Rosita Alvarado, presidenta del Plan América-Lomas donde hay 40 km de canales, le preocupa que luego que se instaló un puente Bailey hace seis años, los ductos que hay en los extremos del mismo se llenan de palos cuando el río Magro incrementa su caudal. “Lo ideal es el puente nuevo pero hasta eso hay que solucionar el taponamiento para evitar que se inunden los arrozales”.

Ambas obras están contempladas por la Prefectura del Guayas. La más urgente (limpieza de esteros y canales) está en pleno desarrollo, considerando la posibilidad de que el próximo evento climático sea excesivamente lluvioso.

El plan para enfrentar a El Niño en Guayas contempla esta limpieza de 980 km de canales y esteros en doce cantones de la cuenca baja, que son los más propensos a inundaciones.
Jimmy Jairala, prefecto del Guayas, explicó que una primera fase de este plan, de 120 km de labores, ya concluyó. Una segunda etapa, de 370 km de limpieza ya fue contratada y está en ejecución en 37 canales y esteros de la provincia.

Una tercera fase incluye un trabajo conjunto entre entes como la Secretaría Nacional del Agua, y de Gestión de Riesgos, así como de los Ministerios de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, y de Obras Públicas. En esta etapa se programó la limpieza de 490 km adicionales de canales.

En esta última parte se beneficiarán los sectores de Balao (37 km), Jujan (67), Colimes (19), Daule (7,34); Milagro (81,7), Nobol (45), Playas (15), Salitre (103,30), Samborondón (40), Santa Lucía (43); Yaguachi (8,28); y Guayaquil (24 km).

Nicanor Moscoso, director de Riego, Drenaje y Dragas de la Prefectura del Guayas, explicó que los trabajos apuntan a la protección de unas 250 000 hectáreas de cultivos que hay en la provincia, según del Censo Agrícola del 2012. “Por ello se trabaja en varios frentes”.

Otras acciones relacionadas a prepararse frente a El Niño son obras adicionales como estabilización de puentes, reconstrucción de muros, encauzamiento de ríos, rehabilitación de vías, mantenimiento de camino... El objetivo es mejorar la movilidad entre los sectores rurales y evitar los estragos que causen las precipitaciones.

Uno de esos trabajos está por finalizar: el reforzamiento del muro de contención del río Los Amarillos, en el cantón Jujan. En el recinto Los Amarillos 2, que se anega en invierno, habitan más de 2 000 agricultores. Allí se estabiliza el terraplén y se colocan 400 metros cúbicos de piedra de escollera.

Para todas estas labores, Guayas adquirió equipo caminero por un costo de USD 10 millones. “El objetivo es evitar que se produzcan aislamientos por los desbordamientos de ríos y poder atender de inmediato cuando se produzca una emergencia.

Estamos prestos para atender a la provincia”, señaló Jairala.
La compra se la hizo a través de la empresa Diteca. Se trata de seis motoniveladoras, seis rodillos vibratorios, seis rodillos neumáticos, tres excavadoras, un rodillo doble, seis tanqueros para agua, 20 volquetas, dos tractocamiones…

También, con una inversión de USD 10 millones, avanza el proceso de adquisición de 20 puentes tipo Bailey (portátiles) que estarán distribuidos en zonas que históricamente se han inundado durante El Niño o en inviernos fuertes. “Si se produce un aislamiento entre comunidades vamos a tener los puentes listos para instalarlos de inmediato”, dijo el Prefecto.

Por ello, considera que hoy la provincia está mucho más preparada que cuando ocurrieron los dos últimos Niños que afectaron a la costa del Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)