7 de December de 2009 00:00

Guayas busca resolver líos limítrofes

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

En el recinto Jesús del Gran Poder, cantón Marcelino Maridueña, una bandera de Chimborazo está pintada en la pared de la escuela que lleva el nombre de esa provincia.

Si bien el plantel pertenece a Guayas, la Prefectura y el Municipio chimboracense de Cumandá levantaron el cerramiento, la casa del profesor y el jardín. A  400 metros de allí está el Colegio Provincia del Guayas. Fue construido por la Prefectura guayasense.

“Somos del Guayas, sufragamos en San Carlos, el alcalde de Marcelino Maridueña (Nelson Herrera) nos está haciendo la carretera a Bucay. Pero en época de elecciones aquí vienen candidatos de Chimborazo”, comenta Juan Pablo Sellán, uno de los 400 habitantes de esta zona agrícola.

Este punto y San Juan de la Isla, situado unos kilómetros más arriba en la montaña, son parte de los siete conflictos de límites más significativos que mantiene Guayas con otras provincias (ver mapa).

Por ello, el Consejo Provincial integra hoy una Comisión de Asuntos y Litigios Limítrofes. Se encargará de reunir las pruebas para defender a las parroquias y recintos que mantienen disputa.

En el recinto La Esperanza Alta minimizan “la noticia” de que este punto lo estén disputando Bucay (Guayas) con Chillanes (Bolívar). “Siempre hemos pertenecido a Guayas.  Así están todos nuestros documentos. La profesora Rocío Marín viene todos los días desde Milagro a dar clases”, comenta Matilde Manobanda,  antes de abordar un taxi de Bucay.

En esa zona, además de Santa Rosa de Agua Clara, también está en pugna la pertenencia de caseríos como Mirán Baja y otros que están al otro lado del río.

Pero también existen litigios internos en Guayas.  Daniel Avecilla, alcalde de Yaguachi, dice que hay que aclarar los límites con Marcelino Maridueña. “Hay un sector donde una empresa, a la que mandé a clausurar,  está explotando arena del río. Pero esta aduce que pagan impuesto en Marcelino Maridueña”.

Aunque admite que los mayores problemas se presentan con Durán, “que se atribuye  recintos como La Carmela, Nueva Esperanza, Los Ángeles,  que pertenecen a Yaguachi”. También enfrentan diferencias con Jujan, donde dicen que les pertenece la mitad del recinto  Tres Postes.

Dalton Narváez, alcalde de Durán, comenta que la situación con Yaguachi “es algo solucionable con conversaciones entre alcaldes”. Reconoce que si tienen problemas es por el sector  Rosa Elvira, que Naranjal  reclama.“Con el sistema catastral satelital y por las ordenanzas municipales, encontramos que el límite es el río y Rosa Elvira está dentro del límite”.

En Marcelino Maridueña también esperan que se resuelva el diferendo con Cumandá. Su alcalde, Nelson Herrera, dice que “dentro del Guayas hay una escuela del Chimborazo. Y hay veces que, por ser más barato, nuestra gente prefiere hacer sus trámites en el Registro de la Propiedad de Cumandá o Yaguachi”.

Con  una súplica desesperada, Jacqueline Ordóñez, alcaldesa de Colimes, pide a la Prefectura del Guayas que solucione de manera urgente los conflictos. Dice que al estar en medio de  cantones como Pedro Carbo, Santa Lucía, Palestina y Balzar, “en elecciones se llevan a nuestros habitantes a votar allá. Por ello nuestra población electoral no crece y los recursos se van a otros cantones”.

Colimes también tiene problemas con Manabí, con la que limita. “El Prefecto manabita entra a nuestros recintos  a hacer obras como  canchas, electrificación, agua y otros servicios básicos”.

La    Constitución ordena que la Presidencia de la República, en       dos años, remita un proyecto de ley de fijación de límites territoriales a la Asamblea. La Comisión Especial de Límites Internos de la República (Celir)  trabaja en ello.

Testimonio Luis  Zumba/ Profesor

‘Nosotros somos guayasenses’

En 1992, Marcelino Maridueña y Cumandá fueron cantonizados por el Congreso Nacional y se fijaron los límites que siempre se mantuvieron en disputa. Entonces se estableció como demarcación el recinto Nueva Unión, que está más próximo a Cumandá.

Pero la Prefectura de Chimborazo y el Municipio de Cumandá siguen haciendo obras aquí en Jesús del Gran Poder. Tal es así que regentan la escuela que lleva su nombre, similar a lo que ocurre en la escuela José Riofrío, en La Resistencia, pese a ser del Guayas. Los profesores son de la Dirección de   Educación de  Chimborazo.
Incluso un ex alcalde de Cumandá fue glosado, hace  años, por hacer obras fuera de su provincia.  La construcción del colegio se inició hace 22 años en la prefectura de Carlos Hidalgo.
Luego, Nicolás Lapentti dejó inconclusos dos pabellones de aulas que ahora esperamos que  Jimmy Jairala las concluya.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)