12 de December de 2009 00:00

Guayaquil vuelve a la normalidad, sin cortes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil
guayaquil@elcomercio.com

Las actividades comerciales se realizan con normalidad en Guayaquil desde la suspensión de los cortes de energía, el pasado jueves.  
En la terminal terrestre Jaime Roldós, en el norte de Guayaquil, los negocios  recurren al uso de iluminación adicional, para ambientar la Navidad. 
 
Hay tiendas donde sí se promueve el ahorro. Narcisa (pidió que no se publicara su apellido), dependienta de un almacén de ropa deportiva, dijo que la disposición del dueño del local es evitar el  encendido de focos.  

En los exteriores de esta infraestructura, en donde funcionó la ex terminal provisional convertida hoy en un centro comercial, unos parlantes apagados están a la entrada de la Casa del Disco. En el interior, dos televisores encendidos iluminaban el local. “No hay mucha venta y prefiero ahorrar luz”, expresó Alberto Guamán,  propietario.

En la Dirección Provincial del Guayas del Consejo de la Judicatura también  se promueve el ahorro de energía, especialmente en las dependencias judiciales de la Corte Provincial.

Su director, Fernando Yávar, prohibió la instalación de adornos navideños que requieran de electricidad. “La suspensión de los cortes  no significa que se  use de manera  indiscriminada el  servicio  eléctrico”.

Estos casos contrastan con lo que ocurre con los grandes y medianos almacenes. En la avenida 9 de Octubre,  entre el malecón Simón Bolívar y el parque Centenario, hay unos 10 locales comerciales que venden electrodomésticos.

Allí, los televisores, equipos de sonido y las luces navideñas permanecen encendidos todo el día. “Por la competencia, no podemos ahorrar. Tenemos que encender todos los televisores porque eso es una forma de atraer a los compradores”, señaló Santiago L., uno de los vendedores.

A pocos metros de allí, en las manzanas comprendidas entre las calles Francisco de P. Icaza, Víctor Manuel Rendón y  Luis Urdaneta, gabinetes de belleza, comedores, librerías y oficinas utilizan la luz con normalidad. Computadoras, refrigeradoras, cajeros automáticos... permanecen prendidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)