21 de febrero de 2015 21:36

Las jornadas laboral y de clases provocaron congestión en Guayaquil

Autos en Guayaquil, el 21 de febrero de 2015. Foto: EL COMERCIO

Autos en Guayaquil, el 21 de febrero de 2015. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Washington Paspuel

Un embotellamiento de vehículos se registró la tarde de este sábado 21 de febrero en varias vías del norte y noroeste de Guayaquil. Las cámaras del sistema de vigilancia de la Corporación de Seguridad Ciudadana captaron una larga hilera de vehículos, en los carriles de sentido este-oeste de la recientemente ampliada avenida que cruza por la ciudadela Samanes y conecta con la autopista Francisco de Orellana.

Las imágenes, captadas alrededor de las 13:15 mostraban, en medio de una llovizna, la puja entre varios vehículos por avanzar frente a las inmediaciones de un centro educativo privado. Este plantel funciona con horario vespertino y como en el resto de planteles del país, allí los estudiantes asistieron a clases para recuperar la jornada del feriado de Carnaval, tal como lo dispuso el Decreto Ejecutivo 11162. El mismo decreto determinó que este y el próximo sábado 28 se cumpla una jornada laboral normal.

En ese sector, el tráfico vehicular se normalizó pasadas las 14:30. La Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) informó que en el sector se desplazó a agentes para facilitar el flujo vehicular.

En otra vía del norte de la urbe también se registró una congestión de vehículos por la mañana. Ocurrió en la av. De Las Américas, al lado del Centro de Convenciones Simón Bolívar (antiguo aeropuerto) y frente a una estación de la Metrovía. Los conductores detenían la marcha ante el temor de invadir el carril exclusivo del servicio de transporte municipal, marcado con franjas en la calzada, so pena de ser multados. Sin embargo, un agente de la CTE se apostó en el sitio para redirigir el tránsito. “Hay un letrero que advierte más atrás que el carril derecho es compartido con la Metrovía, y por ahí sí se puede conducir, pero los conductores creen que van a ser multados y se forma el embotellamiento”, indicó el agente de la CTE Guillermo Pagua.

Desde el pasado jueves 19, la CTE empezó a retirar de las calles de Guayaquil a un grupo de 300 agentes de Tránsito, para distribuirlos en cantones vecinos. El retiro de los agentes se hace por sectores y es progresivo, hasta el domingo 22 de febrero. El resto de agentes de la CTE será retirado de la urbe en agosto pasado, cuando ingresen los vigilantes municipales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)