20 de mayo de 2015 20:23

Marchas de campesinos en Guayaquil y Riobamba

Los campesinos de Chimborazo, en el parque Pedro Vicente Maldonado, de Riobamba. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los campesinos de Chimborazo, en el parque Pedro Vicente Maldonado, de Riobamba. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 90
Cristina Márquez
Redacción Guayaquil

Un supuesto intento del oficialismo de separar a la Federación Única de Afiliados al Seguro Social Campesino (Feunassc) motivó a cerca de 5 000 personas a protestar en Riobamba. Con altavoces y consignas en kichwa, los campesinos pidieron que sus dispensarios médicos no se fusionen a la Red Pública de Salud, que se incremente la pensión para los jubilados, entre otras demandas.

Bastaron unos minutos para que el parque Guayaquil, ubicado en el centro de la urbe, se tiñera de colores. Es que centenares de campesinos, que vestían sus trajes originarios, arribaron en autobuses desde Alausí, Guamote, Colta, Pallatanga, Penipe y desde las parroquias rurales de Riobamba.

Los marchantes acudieron puntuales a la convocatoria realizada por Mesías Usignia, presidente de la organización en Chimborazo. “Esta marcha es una respuesta contundente a los intentos del Gobierno Nacional y de las autoridades del IESS por dividir a nuestra organización para impedir que sigamos en la lucha por nuestros derechos”, afirmó Usignia.

Según él, el Consejo Directivo del IESS ha iniciado una campaña para deslegitimar a la directiva electa por los afiliados y eso se evidenció cuando no fueron invitados a participar en la reunión de trabajo convocada por Richard Espinosa, que se cumplió en Riobamba el lunes pasado.

En ese encuentro Espinosa se reunió con los afiliados y con las autoridades provinciales. Allí afirmó que los dispensarios del Seguro Social Campesino continuarán funcionando. “El Seguro está mejor que nunca, mantiene una liquidez excelente. No desaparecerá, por el contrario, será robustecido”, indicó en su discurso.

La asambleísta del bloque de Alianza País, Rosa Elvira Muñoz y Hermuy Calle, gobernador de Chimborazo también se pronunciaron en el encuentro promovido por el oficialismo. “La única forma de convocar al pueblo es con mentiras, son falacias, sonsonetes repetitivos que ya nadie les cree”, afirmó Calle.

Él también minimizó la protesta y la calificó de innecesaria, indicando que en la reunión convocada por el oficialismo “participaron cerca de 3 500 personas afiliadas a los 45 dispensarios de Chimborazo, mientras que a la marcha de protesta convocada por la Feunassc, fueron únicamente 2 200”.

Pero a la manifestación también acudieron líderes de otras organizaciones opositoras al régimen como Rosana Palacios, presidenta de la Unión Nacional de Educadores; Nelson Erazo, presidente del Frente Popular de Trabajadores; Milton Gualán, asambleísta de la Unidad Popular, entre otros.

“Estamos en desacuerdo con las políticas gubernamentales y por eso también apoyamos esta protesta justa de los campesinos de la región, por ellos y por todos los afectados por el autoritarismo y la injusticia, nos vamos al paro nacional”, dijo.

De hecho, la idea de convocar a un gran paro nacional se mocionó en las consignas desde el inicio de la manifestación. Según Gualán, el próximo 30 de mayo se realizará en Riobamba la Convención Nacional de organizaciones para planificar las estrategias de una paralización general a nivel nacional.

Si a Riobamba llegaron muchos para ir en contra de las supuestas modificaciones, en Guayaquil, la otra ciudad en la que laFeunassc convocó la movilización, fueron apenas unas 500 personas, pero al Puerto llegaron de varias provincias del país de Manabí, Loja, Los Ríos, y Zamora Chinchipe, además de los agricultores locales.

Durante el recorrido, los gremios exigían más independencia del Gobierno en los asuntos que involucran los aportes a la Seguridad Social. Las pancartas exponían el interés por mantener al Seguro Campesino en un Régimen Especial en el IESS.

Víctor Castillo llegó desde Zamora Chinchipe. Afirmó que el Gobierno pretende dividir las organizaciones afiliadas al Seguro Campesino. Wilfrido Álvarez, presidente de la Feunassc de Loja, afirmó que funcionarios del Gobierno llegaron previamente hasta su provincia con el interés de mitigar las inconformidades que mantenían otros grupos de campesinos. Álvarez considera esta actitud como un “boicot” para frenar las dos marchas de ayer.

_País En dos ciudades protestaron contra las supuestas reformas al seguro social campesino

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (1)