11 de mayo de 2017 00:00

La ciudad de Guayaquil tendrá dos soluciones viales nuevas

Para el puente Guayaquil-Samborondón ya se han instalado 39 pilotes (blancos) para las bases del puente. Foto: Enrique Pesantes/EL COMERCIO

Para el puente Guayaquil-Samborondón ya se han instalado 39 pilotes (blancos) para las bases del puente. Foto: Enrique Pesantes/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 11
Jorge González

Los puentes que se construyen sobre el río Daule y que conectarán a Guayaquil con Samborondón y la parroquia dauleña de La Aurora beneficiarán a unas 200 000 personas que residen en estas dos jurisdicciones guayasenses.

Los promotores de su construcción estiman que cada día cruzarán cerca de 35 000 vehículos, así se descongestionaría el complejo vial de la Unidad Nacional. Además, esto daría mayor flujo vehicular a la av. Pedro Menéndez Gilbert, en el acceso a la ciudad.

En la obra intervienen los municipios de Guayaquil, Samborondón y Daule. El objetivo de estas soluciones viales es interconectar la ciudad con las zonas consideradas como parte del Gran Guayaquil.
El primero en tomar forma es el que une al sector de El Limonal, en la ciudad más poblada del país, con el kilómetro 3,5 de la vía a Samborondón. En la última localidad se registran más de cien urbanizaciones.

El consorcio Enlace 780 es el encargado del proyecto, que lo deberá entregar durante el primer trimestre del 2018, según el alcalde Jaime Nebot.

César Ramírez, superintendente de la obra, explicó que el puente se construye en tres de las cuatro fases previstas.

Explicó que la primera consiste en trabajos en el lado de Guayaquil. Allí se edifica un viaducto con tres ramales: uno incorpora el tránsito desde la autopista Narcisa de Jesús, otro desemboca en el carril de servicio de la vía porteña y el último desemboca en la calle José María Egas, en las ciudadelas del norte.

Ramírez comentó que en ese viaducto, de 400 metros, ya se han instalado 50 de 89 pilotes y se están montando las vigas. También se ha colocado hormigón en la losa, en una longitud de 60 metros.

La segunda fase consiste en el puente sobre el lecho del Daule. Ahí, se han colocado 45 de 70 pilotes y 8 de las 14 vigas- cabezales han sido instaladas.

Ramírez detalló que la fase tres involucra otro viaducto de 180 metros, que va desde la orilla del Daule hasta la vía a Samborondón. En ese espacio se han instalado los 39 pilotes y 2 de siete vigas-cabezales. La cuarta fase corresponde a la ampliación de la vía a Samborondón. “Hubo un ajuste al diseño original, que contemplaba un paso elevado”.

Ramírez aclaró que hubo cambios técnicos que surgieron tras afectaciones a la población samborondeña. Por ello, el plan sería reemplazado por dos retornos permanentes y sin semáforos. Estos se ubicarán en los kilómetros 2,5 y 4,5 de la vía a Samborondón.

Esta obra tiene una inversión de USD 71 millones. Nebot ha adelantado que no se cobrará peaje a los vehículos que ­circulen por el paso desde Guayaquil. En cambio, Samborondón aplicará una tarifa a quienes no son residentes, para financiar el 70% de la obra que le corresponde a ese Cabildo. Aún no se ha definido cómo se aplicará ese cobro.

El puente que conectará al norte de la ciudad con La Aurora está en etapa de análisis de la ordenanza dauleña, que permitirá dar inicio a la licitación.

Nebot afirmó que máximo hasta la próxima semana se reunirá con su par Pedro Salazar, para analizar el tema. En la obra se invertirán USD 63 millones. Daule asumirá dos terceras partes de ese valor.

“Puedo ratificar que el dinero que Guayaquil pone al contado para que ese sea el anticipo de esta operación conjunta (…) a mí me deben mostrar la ordenanza correspondiente, hacer los cálculos de que da la recaudación suficiente para pagar ese puente”, dijo Nebot.

El director de Urbanismo de esa jurisdicción, Héctor Pino, refirió que por el uso del puente se cobrará únicamente a esa parroquia. En el sector hay 26 844 viviendas, donde habitan 100 000 habitantes.

Entre los moradores hay expectativa por las obras. Mario Olarte, quien habita en la urbanización Ciudad Celeste, aseguró que tarda en horas pico hasta una hora en llegar desde Samborondón hasta el aeropuerto. “Con el puente nuevo podría reducir el viaje a 15 minutos, porque el puente desfoga justo en la zona norte”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)