4 de agosto de 2016 15:41

Concejo de Guayaquil aprobó incremento de USD 0,5 a la tarifa del transporte urbano

Andrés Roche, gerente de la ATM, asistió a la sesión del Concejo Cantonal de Guayaquil que aprobó el incremento de la tarifa del transporte urbano en USD 0,5. Foto: Mónica Mendoza / EL COMERCIO

Andrés Roche, gerente de la ATM, asistió a la sesión del Concejo Cantonal de Guayaquil que aprobó el incremento de la tarifa del transporte urbano en USD 0,5. Foto: Mónica Mendoza / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Guayaquil

El Concejo Cantonal de Guayaquil aprobó en primer debate el incremento de USD 0,5 en la tarifa de transporte urbano. En la sesión ordinaria, de este jueves 4 de agosto, los concejales por unanimidad estuvieron de acuerdo con el aumento a USD 0,30 que regirá desde el 16 de agosto.

El próximo jueves se aprobará en segundo y definitivo debate las reformas a la Ordenanza que regula las tarifas de transporte público intercantonal o urbano dentro de la ciudad.

El gerente de la Empresa Pública Municipal de Transporte, Andrés Roche, estuvo en la sesión y respondió las inquietudes del alcalde Jaime Nebot y de los concejales. Así también, se incluyeron algunas observaciones en el proyecto de reformas, como el caso de que los tres consorcios del sistema integrado de Metrovía, Metro Bastión y Metro express deben firmar los convenios respectivos para que se adhieran al plan de revisión y reordenamiento del transporte público en Guayaquil.

El Alcalde dijo que “los buses de la Metrovía no tienen corona”. Por lo tanto, sostuvo que deben someterse a las mismas exigencias del resto de la transportación y recordó que desde hace algún tiempo había solicitado que los consorcios privados, que tienen la concesión de ese servicio, debían firmar los convenios de adhesión. La secretaría informó que ya habían sido firmados y que se adjuntarán para el próximo debate.

Nebot recordó que la decisión de incrementar 5 centavos al pasaje urbano se toma luego de las encuestas que se hicieron en la ciudad, a través de las cuales se concluyó que el 70% de los usuarios estaba de acuerdo con un aumento, pero siempre y cuando existan mejoras en el servicio.

El concejal de AP Gustavo Navarro tuvo la inquietud de si el aumento de 5 centavos respondía a un estudio técnico, pues mencionó que también habría que considerar la situación de los transportistas. Pero Nebot dijo que cualquier estudio técnico establecería un incremento inmediatamente superior, pero el pueblo no quiere eso.

El Alcalde añadió no ha estado de acuerdo en que la tarifa se haya mantenido congelada durante 14 años, en USD 0,25, pero “la gente no tiene para pagar más”. Y que ya es bastante haber roto el candado para un incremento. “En un estudio saldría bastante más, pero la gente tiene bastante menos” para pagar. Los ciudadanos, que usualmente llegan a la sesión del Concejo Cantonal de los jueves, aplaudió.

Desde el 1 de agosto pasado la ATM comenzó un censo de las unidades urbanas, que consiste en revisar si las unidades cumplen una serie de requisitos que la autoridad de tránsito estableció, como ubicación de puerta posterior, asientos para personas con discapacidad, sistema de torniquetes, entre otros.

Según Roche, hasta ahora solo un 9% de las 332 unidades revisadas no ha cumplido los requisitos. Los buses que no se ajusten a las nuevas normas no podrán circular y menos cobrar una tarifa de USD 30.

El Alcalde también advirtió que no acatará ninguna resolución judicial que pretenda boicotear el reordenamiento del transporte urbano en Guayaquil. En la Unidad Judicial Penal Norte 2 de Guayaquil se aceptó al trámite una acción de protección para que los buses que ya han cumplido su vida útil sigan operando. “Hay un intento de boicotear el sistema y para evitar sacar de circulación a esas cafeteras humeantes”, dijo Nebot. “No es una bravata, pero no vamos a acatar ninguna resolución que vaya en contra de la Constitución” y la autonomía municipal que tiene la competencia del transporte.

Según Roche, detrás de ese pedido judicial está un oficial activo de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) que antes controlaba el transporte en la ciudad. Unas 400 unidades ya no podrán operar porque cumplieron los 20 años de vida útil, además la ATM estableció que los buses de reposición que quieran entrar a circular en Guayaquil deberán tener 10 años máximo de base.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)