13 de junio de 2016 11:04

Restos de Monseñor Roberto Pazmiño descansarán en cripta de la Catedral

El Monseñor Roberto Pazmiño se destacó por su devoción a la Santa Narcisa de Jesús. Foto: Archivo /EL COMERCIO

El Monseñor Roberto Pazmiño se destacó por su devoción a la Santa Narcisa de Jesús. Foto: Archivo /EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Guayaquil

Los devotos de Santa Narcisa de Jesús le deben mucho a monseñor Roberto Pazmiño Guzmán, uno de los precursores de la causa de canonización de la patrona del cantón Nobol (Guayas), en octubre del 2008 en el Vaticano.

El pueblo católico del país recuerda el logro de Pazmiño Guzmán, quien será sepultado a las 15:00 de este lunes 13 de junio, en la cripta de la Catedral de Guayaquil, luego de que falleciera la madrugada de ayer a los 74 años de edad.

La Arquidiócesis de la Ciudad informó que previo al sepelio se ofrecerá una misa de cuerpo presente en la Catedral, donde su cuerpo está siendo velado. Él falleció de un infarto y padecía diabetes, psoriasis e hipertensión.

El cuerpo de Pazmiño Guzmán reposará en la cripta de la Catedral, donde también fueron sepultados personalidades que fueron referentes para la Iglesia Católica en el Puerto Principal. Entre ellos, los obispos de la ciudad: Tomás de Aguirre, José Lizarzaburo, Andrés Machado y José Heredia.

Pazmiño se destacó por su devoción a la Santa Narcisa. De hecho realizó cinco publicaciones sobre la Santa. La última de estas fue la biografía de ella: ‘Una mujer en nuestro pueblo’.

Monseñor estudió teología en la Universidad Lateranense de Roma y ocupó varias parroquias en Guayaquil. El Papa Benedicto XVI lo designó prelado pontificio con título de monseñor. En sus últimos años fue párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)