25 de octubre de 2016 20:52

Guayaquil inauguró rueda 'La Perla' en el Malecón 2000, primer viaje fue gratis

Guayaquil inauguró rueda 'La Perla' en el Malecón 2000. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El alcalde Jaime Nebot afirmó que esta obra busca posicionar a Guayaquil entre las grandes urbes del mundo en entretenimiento. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 5
Contento 17
Jorge González

'La Perla' dio su primera vuelta oficial en Guayaquil. Adornada con más de 1 400 luces LED, la noria gigante se inauguró la noche de este martes 25 de octubre del 2016.

Con una pequeña ceremonia, a la que fueron invitados los medios de comunicación, las autoridades locales presidieron el inicio del funcionamiento del nuevo atractivo porteño, que desde mañana miércoles 26 de octubre abrirá las puertas al público en general.

El alcalde Jaime Nebot afirmó que esta obra busca posicionar a Guayaquil entre las grandes urbes del mundo en entretenimiento.

Los primeros en subir fueron el personero municipal y un pequeño niño llamado Joaquín, quien a través de una carta le había pedido a Nebot ser el primer usuario.

Por ser la noche inaugural, el Alcalde dispuso que los ciudadanos suban gratuitamente. Rápidamente se formó una larga columna de personas que abarrotaron la explanada del sitio, ubicado en la zona norte del malecón Simón Bolívar.

Ello generó aglomeración y hubo desorden para ingresar a las cabinas. La rueda tiene un total de 36 cápsulas con capacidad para seis personas con un peso de 75 kilos cada una.

Las cabinas disponen de aire acondicionado, sistemas de comunicación, wifi y un botón de emergencia.

Algunos de los primeros usuarios en subirse a las cápsulas dijeron que tuvieron la sensación de viajar en un ascensor. Mientras iba subiendo, la guayaquileña Carmen López mostró alegría al observar distintos puntos típicos de la ciudad iluminados.

Guayaquil inauguró rueda 'La Perla' en el Malecón 2000. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Y es que desde el punto más alto de la estructura de 57 metros de altura se observó el Cerro Santa Ana, el malecón en su magnitud y los principales edificios de la ciudad. Entre ellos La Previsora y el iluminado The Point, los dos más altos de la urbe.

Los organizadores afirmaron que esta buena experiencia permitirá atraer a otros usuarios.

Los horarios de atención serán de domingo a jueves, de 10:00 a 22:00, y los viernes y sábados, de 10:00 a 24:00, informó la vicealcaldesa Doménica Tabacchi. Los precios serán de USD 3,50 la entrada general, de lunes a viernes, y USD 5, los sábados y domingos.

Además habrá una entrada exprés de ingreso más rápido a la noria, cuyo valor será de USD 7, de lunes a viernes. Mientras, los sábados y domingos serán de USD 10.

En cualquiera de los casos pagarán la mitad del pasaje las personas de tercera edad y personas con discapacidad. Se informó que los bebés de hasta 24 meses no pagarán entrada.

Los boletos podrán ser adquiridos desde mañana en la boletería que se ubica junto a la rueda. Adicional habrá un quiosco que emite los boletos, una vez que el usuario digite su número de cédula y cancele el valor. Los tiques podrán adquirirse con ocho días de antelación.

Martín Schwartz, representante de Reprolimit, afirmó que cada viaje en la rueda consiste en una vuelta que dura 12 minutos para observar a Guayaquil desde las alturas.

Reprolimit es la empresa privada a la que el Municipio porteño le adjudicó en 2015 la instalación y operación, por 25 años, de la rueda gigante. La inversión de la noria fue cercana a los USD 5 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)