22 de November de 2009 00:00

Guayaquil se entrena para enfrentar las catástrofes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Las diversas instituciones de socorro de la ciudad y del país hacen su balance y sacan sus propias conclusiones respecto al V Ejercicio de Movilización de los Grupos de Búsqueda y Rescate Urbano USAR 2009.

Desde el jueves, y hasta ayer, el programa se celebró por quinta vez en el país y por segunda en Guayaquil. El Cuerpo de Bomberos del Puerto se encargó de la coordinación,  en medio de la emergencia en la ciudad por el incendio en las Malvinas la madrugada del jueves.   
4 000 hombres en escena,  entre personal rentado y voluntarios del Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Defensa Civil y Comisión de Tránsito de Guayas
trabajaron juntos.  

Amenaza de bomba, incendios, derrame de materiales peligrosos y otros accidentes se podrían suscitar en cualquier momento. Michael Camchong , consultor para Ecuador de la Oficina de Asistencia para Desastres de los EE.UU. para Latinoamérica y el Caribe, explica que desde 1989 brinda apoyo de asistencia técnica para prevenir las desgracias.

Durante el simulacro también participaron los cuarteles de bomberos de Naranjal, Machachi. Asimismo evaluadores extranjeros de Panamá y Costa Rica.
Según Martín Cucalón, primer jefe del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, el operativo de simulacro fue totalmente serio. “Todas las instituciones han colaborado como debe ser. Aquí se puede ver cómo es el trabajo de los bomberos en rescate”, señaló.

El primer día tuvo como matiz la realización de varios simulacros que llamaron la atención a la ciudadanía a la que, en mucho de los casos, provocó sorpresa.

El jueves, a las 10:00, el programa arrancó en el puente 5 de Junio, donde aterrizó un helicóptero. Miembros de los organismos de rescate, la guardia costera y un equipo aeromédico socorrieron a los 16 turistas heridos de una embarcación que zozobró en el Estero Salado. El sonido de la sirena y el ajetreo de los organismos de socorro alarmaban a los curiosos que desconocían de los siete simulacros que organizó durante la mañana y la tarde el Cuerpo de Bomberos junto a los grupos de Búsqueda y Rescate Urbano.

Una hora después la señal de alarma cambió de color. Las luces rojas y blancas de los reflectores anunciaron peligro. Esquivando los vehículos transitaron por la avenida Barcelona dos carros de bomberos y tres ambulancias. Esta vez un accidente de un  bus en el túnel San Eduardo puso a prueba la rapidez y agilidad para evacuar a los heridos.

Cuando ya habían sido rescatados y recibieron los primeros auxilios, los distribuyeron según su estado. Fueron colocados sobre franjas de varios colores: el rojo para los afectados de gravedad,  amarillo para los golpeados y  negro para los muertos.

El viernes hubo un trabajo práctico, en estructuras colapsadas, de rescates de víctimas atrapadas en una edificación por terremoto. Fue en la Feria de Durán.
Y ayer, tras la evaluación de los grupos USAR, se clausuró el evento con una asistencia masiva de gente en la explanada del estadio Modelo a la hora meridiana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)