2 de octubre de 2015 18:49

Menor hallada dentro de un saco fue vista por última vez en la noche, afirmaron moradores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 14
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Narcisa Rendón

"A las ocho de la noche yo la vi caminar en dirección a su casa, venía de la tienda", aseguró un morador de la cooperativa 5 de Diciembre, en Pascuales (norte de Guayaquil), donde a pocos metros de su vivienda, fue encontrada sin vida una menor de 8 años. El cadáver estaba dentro de un saco de plástico.

Ayer, los familiares de la menor la buscaron hasta la medianoche. Casa por casa, pero no obtuvieron información de su posible paradero. Algunos aseguraron que la vieron regresar de la tienda. Según otro vecino, angustiada la abuela de la niña le dijo que no era la primera vez que ella se extraviaba. Hace un tiempo atrás, la menor fue a casa de una compañera sin avisarle a su progenitora. Por eso, durante los primeros minutos de su desaparición, anoche, pensaron que ocurría algo similar.

Pero fue al amanecer de este viernes 2 de octubre, cuando la menor apareció. Una persona que salía de su vivienda, encontró la envoltura en la vereda y de inmediato alertó a la Policía. Los primeros patrulleros llegaron, despertando a más de un curioso de la Cooperativa.

Minutos más tarde, también llegó un equipo de Criminalística y personal de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes y Desapariciones (Dinased). En cuestión de segundos, la zona que rodeaba el cadáver, estaba acordonada. La madre de la víctima mostró su incredulidad al notar que era el cadáver de su hija el que permanecía dentro del saco. Su cuerpo fue llevado a la morgue aproximadamente a las 09:00.

La menor tenía un hermano, y nació en el cantón El Empalme, al norte de Guayas. En Pascuales, su familia pagaba arriendo hace aproximadamente 2 años atrás.

Según las primeras versiones, su madre la envió a comprar a la tienda donde casi a diario acudía la menor. La despensa está ubicada en la esquina de la misma cuadra donde vivía. Su propietaria reconoció que allí fue la niña, pero al obtener el encargo, se marchó. A las 20:00 de ayer, sería la última vez que la vieron con vida.

Esta mañana, la Policía trasladó a los familiares hasta la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC) para tomar sus declaraciones. Mientras tanto, varios agentes inspeccionaban la vivienda. El sitio permanecía bajo resguardo policial hasta el mediodía. Se presume que el cuerpo de la víctima fue abandonado en horas de la madrugada. Hasta ahora, continúan las investigaciones sin determinar quién fue el autor del crimen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (5)