6 de junio de 2017 16:15

Guatemala y México prestarán especial atención a emigrantes deportados

El presidente de México, Enrique Peña Nieto junto a su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales (d), tras una reunión en el Palacio Nacional de la Cultura de Guatemala hoy, martes 6 de junio de 2017. Foto: EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto junto a su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales (d), tras una reunión en el Palacio Nacional de la Cultura de Guatemala hoy, martes 6 de junio de 2017. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Los gobiernos de México y Guatemala anunciaron este martes 6 de junio del 2017 que prestarán especial atención a los emigrantes deportados, principalmente de Estados Unidos, y se comprometieron a aumentar sus esfuerzos por combatir las causas que provocan el éxodo, como la pobreza y la inseguridad.

El presidente guatemalteco, Jimmy Morales, abordó el tema durante la visita de su colega mexicano Enrique Peña Nieto, quien también puso la migración como prioridad en la agenda bilateral.

“Ambos países reconocemos la determinación, la necesidad y la generación de políticas de inclusión y desarrollo para los migrantes retornados, así como programas de movilidad laboral”, dijo Morales durante un acto en el Palacio Nacional de la capital guatemalteca.

“Compartimos la voluntad para aunar esfuerzos en favor de las acciones concretas que permitan atender de manera integral las causas estructurales de la migración”, agregó.

Según las autoridades guatemaltecas y activistas de derechos humanos, la violencia, la reunificación familiar y la pobreza son los principales detonantes de la migración hacia el extranjero, sobre todo a Estados Unidos.

El 2016, las autoridades de Estados Unidos expulsaron a 35 465 guatemaltecos, frente a 33 443 deportados en 2015, un incremento de 13%.

Fronteras modernas

Morales habló de la migración como uno de los ejes centrales del diálogo con Peña Nieto, pero evitó mencionar la preocupación que existe por la política de deportación de indocumentados del presidente estadounidense, Donald Trump, que llevó a varios países centroamericanos a reforzar la atención consular de los retornados.

El líder mexicano, quien cumple su primera visita oficial a Guatemala, señaló que se debe evitar criminalizar a los migrantes.

“Coincidimos en desterrar los discursos de odio y discriminación en contra de nuestros hermanos migrantes”, expresó Peña Nieto, al destacar que su gobierno despenalizó la migración no documentada y ha simplificado los procesos migratorios.

Los mandatarios también señalaron que trabajarán para “modernizar” los ocho puntos fronterizos en los casi 1 000 km de extensión limítrofe, una zona acosada por la migración ilegal, las pandillas, el narcotráfico y grupos del crimen organizado.

Morales adelantó que esperan abrir un nuevo paso fronterizo con México en el altiplano occidental para facilitar el flujo del comercio y trabajadores.

“Nuestra frontera común tiene el potencial para ser una zona segura, próspera y dinámica”, añadió el mandatario mexicano.

Peña Nieto llegó a Guatemala la tarde del lunes para una visita de dos días, y tiene previsto asistir al Congreso, la Corte Suprema de Justicia y la municipalidad capitalina.

El lunes, durante una visita a la colonial Antigua Guatemala (oeste), un reducido grupo de manifestantes locales reprocharon a Peña Nieto por la desaparición de 43 estudiantes en el municipio de Ayotzinapa en 2014.

Previo al acto oficial, el presidente mexicano visitó una de 20 escuelas apoyadas por México por un programa para mejorar el rendimiento académico de estudiantes y docentes creado en 1996.

Duarte fuera de agenda 

La visita de Peña Nieto se produce casi dos meses después de la detención en Guatemala del exgobernador del estado mexicano de Veracruz Javier Duarte, un antiguo miembro del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Duarte permanece en una prisión civil en espera del proceso para extraditarlo a México por cargos de corrupción, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales, dijo a la AFP que el proceso de extradición no fue parte del diálogo bilateral, pero resaltó que la captura del exfuncionario en el turístico municipio guatemalteco de Panajachel (oeste) se logró por los programas de intercambio de información.

Un grupo de empresarios acompañó al mandatario mexicano en la visita para concretar inversiones entre Guatemala y México.

Martín Rodríguez, presidente del Consejo Internacional de Empresarios (COINE), explicó a la AFP que la misión comercial apunta a generar negocios en las áreas de energía, turismo, agricultura e infraestructura, por unos USD 1 000 millones en cada sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)