25 de julio de 2015 15:37

Exdictador guatemalteco juzgado por genocidio evita ir al psiquiátrico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, de 89 años, logró este sábado, 25 de julio de 2015, evitar su internación en un hospital psiquiátrico que iba a evaluar si está en condiciones de enfrentar un juicio por genocidio, tras interponer recursos legales que serán resueltos la próxima semana.

"El traslado del general Ríos Montt (al hospital mental) quedó suspendido a través de un tribunal constitucional, bajo el argumento de resguardar la vida de mi defendido", dijo a periodistas el abogado Jaime Hernández, defensor de quien fue gobernante de facto entre marzo de 1982 y agosto de 1983.

Hernández explicó que la noche del viernes presentaron un recurso de exhibición personal (habeas corpus), el cual fue aceptado y "el traslado quedó totalmente suspendido".

"El argumento específico, aparte que es una resolución arbitraria, inaceptable, inaudita, ilegal y abusiva, es que el primer derecho fundamental es proteger la vida", puntualizó.

El jurista explicó que fue la Sala de Apelaciones de Delitos de Femicidios la que aceptó el recurso para evitar el traslado al hospital psiquiátrico, ubicado en la periferia norte de la capital guatemalteca.

El jueves, el Tribunal B de Mayor Riesgo, que lleva el caso, aceptó una solicitud de la Fiscalía de internar al exdictador en el Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora durante 10 días para determinar si padece demencia senil, como asegura la defensa y certificó el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Según fiscales y querellantes, la decisión de internar o no al octogenario en el hospital mental se definirá la próxima semana, en fecha aún no precisada.

El abogado del querellante Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldeha), Héctor Reyes, dijo a la AFP que la decisión de la Sala "confirma el retardo malicioso que tiene la defensa para evitar que el juicio avance y que el caso quede en la impunidad".

"Es preocupante que acuda a una sala de femicidios, que no tiene valor competente en el caso, pero eso demuestra que están desesperados y lo que buscan es retener o suspender el juicio", agregó.

La decisión del tribunal se tomó en el inicio del segundo juicio por genocidio contra Ríos Montt, pero la solicitud de la Fiscalía de internarlo impidió abrir el debate oral y público.

La batalla legal

Los abogados defensores y la hija del exdictador, Zury Ríos, habían anunciado la víspera una batalla de recursos legales para evitar que el anciano militar fuera recluido en el psiquiátrico, alegando que este centro público no tiene condiciones de seguridad.

"Me opongo como hija a que (la evaluación) sea en un lugar que ha sido catalogado como uno de los hospitales más violentos de América Latina. Cualquier hijo quiere lo mejor para su padre", declaró a los periodistas Ríos, candidata presidencial en las elecciones de septiembre.

Ríos indicó que ese hospital fue catalogado como el más peligroso de la región en un reportaje de la BBC, tras revelar una serie de abusos a los internos por parte del personal.

Otro de los defesores, Luis Rosales, afirmó que la defensa nunca se ha opuesto a que se realice el examen psiquiátrico, pero señaló que el hospital no reúne las condiciones para que Ríos Montt sea atendido adecuadamente.

El exdictador debe comparecer ante la justicia luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC), máxima instancia legal del país, anulara una sentencia a 80 años de prisión impuesta el 10 de mayo de 2013 debido a errores procesales, por lo que ordenó repetir el juicio.

El general retirado está acusado del genocidio de 1 771 indígenas mayas-ixiles, cometido durante su régimen de facto, en lo más cruento de la la guerra civil guatemalteca, que entre 1960 y 1996 dejó 200 000 muertos o desaparecidos, según la ONU.

Junto a Ríos Montt será procesado el jefe de inteligencia durante su gobierno, general José Rodríguez.

El pasado 5 de enero se intentó realizar la audiencia, pero la defensa del militar pidió separar del caso a la jueza Jeannette Valdez, integrante del tribunal, argumentando que opinó que hubo genocidio en una tesis académica en 2004.

Ríos Montt se encuentra desde 2012 en arresto domiciliario en su residencia en un exclusivo sector en el este de la capital.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)