13 de mayo de 2016 08:20

Dos grupos intentaron clausurar simbólicamente la Asamblea Nacional

Distintas personas se acercaron ayer, 12 de mayo del 2016, para colocar un letrero de clausura, como el del SRI, en la Asamblea Nacional pero no lo lograron. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Distintas personas se acercaron ayer, 12 de mayo del 2016, para colocar un letrero de clausura, como el del SRI, en la Asamblea Nacional pero no lo lograron. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 32
Triste 4
Indiferente 11
Sorprendido 3
Contento 187
Ana María Carvajal
(I)

El sello de clausura terminó destruido en las manos de un policía. La tarde de ayer jueves 12 de mayo del 2016, un grupo de ciudadanos intentó colocar un sello con similares características al que usa el Servicio de Rentas Internas en una reja de la Asamblea Nacional, pero no tuvo éxito.

Días antes ya habían clausurado simbólicamente la Secretaría del Buen Vivir, la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas, la Superintendencia de Control del Poder de Mercado, entre otras.

Pero esta vez hicieron un anuncio público de la clausura "más grande" en la Asamblea. Por eso, un grupo de policías los esperó allí y después de escuchar sus quejas en contra de las políticas públicas forcejeó con ellos, les arrebató el sello, e impidió el acto.

Minutos antes se reunió en el mismo lugar un grupo de personas con banderas de la capital. Pertenecían a la Federación de Barrios de Quito y también protestaban en contra del Régimen de Rafael Correa.

Pero especialmente estaban en desacuerdo con la aprobación del proyecto de Ley Solidaria, que incluye un incremento en 2% sobre el IVA, un aporte sobre sueldos mayores a USD 1 000, etc. El Gobierno sostiene que esos fondos serán usados en la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril.

Este grupo intentó varias veces colocar su sello de clausura. Pero en un juego parecido al del gato y al ratón no lo lograron. Corrían de un lado al otro y los policías se les adelantaban para evitar que dejen su sello en las afueras del Legislativo.

Entre risas y momentos breves de tensión no lo lograron. Pero se fueron satisfechos por haber dejado sentada su molestia frente a la labor de la Asamblea.

Cuando un equipo de comunicación de la institución legislativa intentó entrevistar a los manifestantes, ellos se negaron. "Con ustedes no", gritó una mujer. Sin embargo dijeron unas pocas palabras para la cámara de video.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (53)
No (47)