10 de December de 2009 00:00

Un solo grito en favor de la libertad de expresión

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política

A las cuatro y media de la tarde de ayer, con el cielo nublado sobre el parque El Arbolito, la venezolana Isolina Chacón, de 63 años, participó en la concentración por la libertad convocada por el ex presentador de televisión y ahora activista político Carlos Vera. Su objetivo fue  ver cómo en el Ecuador todavía existe el dese de luchar por la libertad de expresión.

Decenas de personas llegaban paulatinamente a este tradicional punto de encuentro, testigo de tantas jornadas de movilización social. Lo hacían con banderas, cánticos y pancartas de protesta contra el proyecto de Ley.

Otros detalles
La marcha de ayer tuvo como objetivo reavivar el rechazo  ciudadano la víspera de que la Asamblea Nacional inicie el debate de la Ley de Comunicación, previsto para hoy. Pero el legislativo trámite  fue postergado.
A más de Carlos Vera, a la concentración acudieron los ex militares Patricio Haro y Mario  Pazmiño y el asambleísta César Montúfar. 
También se hicieron presentes los periodistas Jorge Ortiz y  Diego Oquendo, entre otros profesionales.
Hace dos semanas Vera organizó las primeras marchas: una fue en Guayaquil y la segunda en Quito. 

La vestimenta negra de los asistentes, que copó cada rincón del parque, fue la prueba fehaciente del luto que afirman sentir los manifestantes por el riesgo de perder la libertad de expresión. 

Chacón, quien llegó de vacaciones a Quito hace una semana, confiesa que en su país la libertad de expresión ha sido restringida completamente. Una prueba de ello es el cierre de la estación Radio Caracas Televisión. “Allá jamás les entregaron un tiempo prudencial para que se pongan al día con las concesiones.
Incluso les cortaron las señales satelitales. Eso no puede suceder en un país independiente”, declaró.

Mientras  Carlos Vera arengaba a los asistentes con cánticos, la ciudadana venezolana decía que los ecuatorianos todavía están a tiempo de cambiar esa realidad. “Cuando no hay libertad existen brotes de violencia, inconformidad engaño y desilusión”. Por eso, con su participación significó, a la distancia, un reclamo de lo que sucede en su país.

No menos de 2 000 personas participaron en el encuentro. Gente de Manta, Ambato, Riobamba, Ibarra, Tulcán, Chone, entre otras ciudades, acudieron al parque El Arbolito para rechazar el proyecto, al cual lo calificaron  como una “ley mordaza”.

El abogado Fabián Villarroel lució un sombrero gigante con la leyenda ‘La Ley de Comunicación a la basura’. A su juicio, la propuesta prohíbe a los ecuatorianos pensar de forma diferente a lo que pretende el Régimen.

Villarroel participó en la anterior concentración  que Vera y otros activistas políticos convocaron el pasado 26 de noviembre. En ese sentido, afirmó que continuará protestando hasta que el Régimen rectifique su proceder. 

Sus amigos y familiares, quienes lo acompañaron al parque El Arbolito, afirmaron que estos son los momentos claves para exigir igualdad. 

Los cánticos  pedían, incluso, la salida del presidente Rafael Correa. Sus voces de protesta inundaron el ambiente durante el encuentro masivo. Sin embargo, hubo muchas personas que guardaron prudencia respecto a esa clase de comentarios. Para ellos, el motivo de esta manifestación no debe ser desviado.

El estudiante universitario Mateo Valarezo, por ejemplo, considera que lo último sería pensar en la salida del actual Gobierno. Y que lo mejor es que el Primer Mandatario rectifique el proyecto de Ley. “Estoy acá por mis derechos, todos tenemos que luchar por nuestra vida en comunidad con libertad”, expresó.

La marcha terminó ayer las 19:00 con la colocación de una ofrenda floral en ingreso principal del Palacio Legislativo. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)