5 de marzo de 2018 00:00

59 gremios realizan propuestas al presidente Moreno

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 19
María Angelina Castillo y Patricia González. 
Redactoras (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Los representantes de 59 gremios del país enviaron un oficio con un conjunto de propuestas al presidente Lenín Moreno el pasado 27 de febrero del 2018.


Los empresarios esperan que las medidas sean incluidas en el programa que definirá el rumbo de la economía del país hasta el 2021 y que será anunciado en estos días por el Gobierno.

Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CCE), comentó que en la carta se hace un diagnóstico de la situación económica y se plantean 12 propuestas para reactivar la economía del Ecuador.

Moreno presenta su segundo plan luego de que el año pasado enviara un paquete de reformas que tuvo que ser revisado por el propio Ejecutivo. La ley de Reactivación Económica se aprobó el pasado 29 de diciembre con más de 60% de cambios, en medio de críticas del sector empresarial que lo calificó de recaudatorio.

Este Diario consultó a representantes de ocho sectores productivos, quienes insistieron en que para la reactivación económica son necesarias medidas, como una reducción o eliminación de aranceles, la revisión de la tasa aduanera y del impuesto a la salida de divisas, y más impulso en la firma de acuerdos comerciales con los principales socios.

Sobre una posible alza de impuestos o aranceles, los sectores aseguran que ya son los principales contribuyentes en materia tributaria y que generan miles de plazas de empleo.

La tasa aduanera debe ser revisada

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, asegura que es fundamental que se brinde apoyo, por ejemplo, al Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones en agendas de integración comercial, como el cierre de negociaciones con la EFTA y Corea del Sur, donde actualmente el camarón paga 20% de arancel. El sector crece en volumen y necesita la apertura de destinos, como ocurrió recientemente con Brasil tras 18 años de bloqueo.

En el ámbito local, Camposano asegura que es necesario reactivar el Comex para la revisión de ciertas medidas: la tasa de servicio aduanero y la carga arancelaria a productos importados; en especial, insumos para maquinaria de la actividad productiva y alimentos.

El comercio requiere menos aranceles

Para Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil, es importante ejecutar acciones en el área económica. “No hacerlo significará un problema social, que se convertirá en político”. Agrega: “el comercio lleva una década soportando todo tipo de restricciones que encarecen el costo de vida, reducen los negocios y destruyen empleo”.

Por eso realiza varias propuestas: abrir mercados, bajar y derogar impuestos, conquistar inversiones y crear un ambiente de seguridad jurídica. Además, la firma de un acuerdo comercial con Estados Unidos, la eliminación del impuesto a la salida de divisas (ISD) y del anticipo del impuesto a la renta y crear más modalidades de contrato de trabajo.

Los industriales proponen eliminar el ISD

Caterina Costa, presidenta de la Cámara de Industrias de Guayaquil, considera que para mejorar la competitividad, fortalecer los flujos de inversión privada y generar empleo pleno es necesaria una revisión de los aranceles para las materias primas, bienes de capital e insumos intermedios.

Propone una reducción progresiva del impuesto a la salida de divisas, hasta su posterior eliminación, en el 2020.

Costa también cree que, mediante una reforma legal, se deben establecer límites al crecimiento del gasto público y crear fondos de ahorro petrolero. El gremio propone una reforma legal para que la empresa privada ayude al Gobierno en la construcción de obras, a cambio de una reducción de impuestos.

Menos trámites para los constructores

Enrique Pita, presidente de la Cámara de Construcción, considera positiva la derogación de la Ley de Plusvalía, pues a su juicio fue determinante en la recesión que vive el sector y que registra 27 trimestres consecutivos.

Ese escenario se reflejó en un menor número de proyectos emprendidos y una caída en la venta de los principales proveedores de bienes y servicios, además de desempleo. “Es determinante la confianza. Lo que los constructores hacemos se basa en la confianza”.

Sin embargo, asegura que en el sector aún hay aspectos por resolver. Entre ellos, la eliminación de excesiva tramitología para aprobar una propiedad horizontal o un permiso municipal de construcción, que puede tomar hasta 12 meses.

Bajar aranceles para insumos de autos

David Molina, director de la Cámara de la Industria Automotriz del Ecuador, señala que el sector requiere varias acciones urgentes para mejorar la competitividad y generar el incentivo que permita mayor incorporación de contenido local.

Plantea la necesidad de una política pública que fije una tabla arancelaria inversa, que permita reducir el arancel del CDK (partes y piezas para ensamblar autos en el país) a medida que se incorpore mayor contenido nacional. Eso va a generar que se incentive un encadenamiento del producto y que la industria pueda competir con mayor nivel y con vehículos que vienen con arancel cero de Colombia o con los programas de desgravación progresiva que establece el acuerdo con la Unión Europea.

Financiamiento para el sector agrícola

Javier Chon, presidente de la Corporación de Industriales Arroceros del Ecuador (Corpcom), considera fundamental establecer un precio mínimo de sustentación para cada variedad de grano: arroz corto, largo y extralargo. Argumenta que el costo de producción de cada tipo de gramínea es distinto, así como su precio en el mercado.

Richard Salazar, administrador de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), asegura que espera que se reconozcan los beneficios que aún están pendientes por concepto de ‘drawback’.

Inversión, investigación, desarrollo, tecnificación y líneas de financiamiento adecuadas son las principales peticiones del sector agrícola del país.

Déficit fiscal, un problema por resolver

Richard Martínez, quien también preside la Cámara de Industrias y Producción (CIP), considera que se debe configurar un programa económico integral para corregir el problema de fondo, no medidas aisladas. Considera que un problema estructural que enfrenta la economía es el fiscal.

El déficit público crea expectativas negativas en los inversionistas, pues ven un riesgo en el negocio y evidencia una asignación ineficiente de los recursos. El país cubre el déficit, además, con endeudamiento. El pago de esas obligaciones genera la salida de divisas, lo cual también impacta en el sector externo.

Para corregir el desbalance en el sector externo propone, por ejemplo, la eliminación del impuesto a la salida de capital.

Capacitación técnica para más empleo

Para Andrés Robalino, director ejecutivo de la Cámara de Industrias, Producción y Empleo de Cuenca, el principal problema del país es la poca generación de empleo. Considera que es muy importante la participación de la academia para iniciar un cambio en los procesos de capacitación técnica.

Ejemplificó el caso de Cuenca, donde trabajan con la formación dual, “un sistema que se adapta a las necesidades del sector productivo, con apoyo de la academia”. Añadió que esto debe ir unido a la transferencia tecnológica.

Asegura que una vez que se tengan las propuestas del Gobierno, el gremio se compromete a generar empleo, aumentar la producción y cubrir los nuevos mercados que está abriendo el Ecuador con otros países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)