25 de febrero de 2018 00:00

Cuatro organizaciones sociales cierran filas por Lenín Moreno

Wilmer Santacruz, de la Red de Maestros, entregó en mayo un proyecto al Legislativo. Foto: Flickr/ Asamblea Nacional

Wilmer Santacruz, de la Red de Maestros, entregó en mayo un proyecto al Legislativo. Foto: Flickr/ Asamblea Nacional

valore
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Mario González. Redactor (I)
politica@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuatro organizaciones sociales fueron creadas en el Gobierno anterior y tuvieron una postura de respaldo a ese Régimen. En la actualidad, apoyan la gestión del presidente Lenín Moreno y su administración.

La Red de Servidores de la Salud, la Federación de Estudiantes Universitarios(FEUE), la Red de Maestros y la Central Unitaria Trabajadores (CUT) cerraron filas abiertamente alrededor del Gobierno. Este último gremio se inscribió para hacer campaña a favor del sí en la consulta popular del 4 de febrero.

Estos colectivos funcionaron de manera semejante a otros que representan a los mismos sectores y que fueron críticos a las decisiones del Régimen pasado. La Red de Maestros, por ejemplo, operó paralelamente a la Unión Nacional de Educadores (UNE).

En diciembre del 2016, Moreno -en campaña- estuvo con líderes de la Red de la Salud. Foto: Flickr: Vamos Lenín

En diciembre del 2016, Moreno -en campaña- estuvo con líderes de la Red de la Salud. Foto: Flickr: Vamos Lenín

En la campaña electoral pasada apoyaron la candidatura presidencial del actual Mandatario. Uno de los primeros actos masivos para promocionar al entonces candidato se hizo junto a la Red de Salud, el 17 de diciembre del 2016.

Sus integrantes llenaron el coliseo Rumiñahui, en Quito. Lo lideraban Camilo Salinas, la entonces ministra Margarita Guevara y su viceministra Verónica Espinosa.

En la actualidad, Salinas y Guevara son gobernadores de Los Ríos y de Chimborazo, respectivamente. Mientras que Espinosa lidera el Minis­terio de Salud Pública.

Ahora, este gremio centra sus objetivos en la aprobación del Código de Salud en la Asamblea Nacional. Dicen que ya no se contraponen a las organizaciones tradicionales y se ha abierto un espacio para que trabajen juntos.

Así lo reconoce José Eras, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana. Él dice que ahora empieza a reinar la lógica. “No pueden existir dos gremios para perseguir los mismo objetivos”. Eras no descarta que más adelante pueda haber una coalición más grande de trabajadores de la salud. Pero -aclara- se deben respetar los espacios de los colegios y federaciones específicas de médicos, enfermeras y otros.

Wilmer Santacruz, dirigente de la Red de Maestros, asegura que este gremio no tiene ningún problema en aceptar que respalda a Moreno como lo hicieron con Correa, en su momento. Considera que ambas administraciones mantienen una línea progresista.

Pero piden que la disputa se deje de lado para evitar que se paralice el desarrollo del país. Por ejemplo, que por problemas políticos, en la Asamblea se detengan las reformas a la Ley de Educación.

Con los estudiantes universitarios, en cambio, la situación fue diferente. No se creó otro organismo pero sí hubo dos directivas, una contraria al Régimen y otra a favor.

Esta polémica llegó a su final. El 14 de diciembre, la Senescyt otorgó la personería a la directiva que se identificó con el expresidente Rafael Correa. Ahora esta redireccionó su apoyo al Gobierno de Moreno.

Su presidente, Andrés Santos, asegura que apoyaron al Gobierno en la consulta. Y que ahora trabajan por las reformas a la Ley Orgánica de Educación Superior.

Norma Vallejo, asambleísta de AP y exdirigente sindical, considera que esto ocurre porque el Gobierno actual ha cambiado su visión respecto de los colectivos. “Antes cometimos el error de escuchar solo a quienes apoyaban nuestra gestión”. En el ámbito secundario, Andes -organismo que se nació para tomar el lugar de la histórica FESE- ha quedado en el aire. No ha podido obtener su personería y -según el Ministerio de Educación- no tiene una directiva registrada.

La FESE, en cambio, cercana a los movimientos de izquierda, apoyó la campaña del sí. Su directiva aclara que ese apoyo no es incondicional y que seguirán siendo críticos cuando no estén de acuerdo con las ­políticas adoptadas.

El Ministerio de Educación informó que esta organización está legalizada, pero tampoco tiene una directiva vigente.

En contexto
Las agrupaciones políticas creadas en el anterior Gobierno participaron en la campaña electoral de la consulta y referendo, del 4 de febrero pasado. Defendieron la opción del sí. Ahora impulsan procesos para fortalecer las bases de su organización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (22)