10 de julio de 2015 22:11

Parlamento griego autoriza a Tsipras para negociar con acreedores

Tsipras admitió que las medidas de ajuste no se corresponden con sus promesas de campaña, pero que el país no tiene otra alternativa. Foto: AFP.

Tsipras admitió que las medidas de ajuste no se corresponden con sus promesas de campaña, pero que el país no tiene otra alternativa. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia DPA

El Parlamento griego aprobó este sábado (viernes 10 de julio, en Ecuador) por amplia mayoría las propuestas del gobierno del primer ministro Alexis Tsipras y lo autorizó a negociar con los acreedores internacionales las nuevas medidas de austeridad y reforma en busca de un acuerdo.

La Oficina del Parlamento anunció que 251 legisladores votaron por sí, 32 votaron por no, mientras que 8 diputados se abstuvieron y 9 estuvieron ausentes. El debate y posterior votación en el Parlamento griego se prolongó hasta la madrugada del sábado.

Previamente, el primer ministro de Grecia defendió las propuestas de reformas que su gobierno presentó este jueves a los acreedores internacionales para lograr un acuerdo que le permita al país acceder a un tercer programa de ayudas y evitar caer en suspensión de pagos. Estas medidas prevén, entre otras cosas, una reforma a nivel fiscal y un incremento de la edad de jubilación a los 67 años hasta 2022.

En palabras pronunciadas ante el Parlamento, Tsipras admitió que las medidas de ajuste no se corresponden con sus promesas de campaña, pero que el país no tiene otra alternativa. Dijo que las medidas son duras, pero subrayó que rechazarlas abriría la puerta a un "campo minado".

Además, advirtió que círculos conservadores de Europa quieren que Grecia fracase. "Decidimos evitar un 'Grexit'", aseguró, respaldando una permanencia del país en la eurozona y en rechazo de esta posibilidad, barajada a distintos niveles durante los recientes meses de negociación. Tsipras aseguró que su gobierno hizo en los últimos seis meses "todo lo humanamente posible" para sacar al país de la crisis sin aplicar más medidas severas de ajuste, pero instó al legislativo a respaldar la actual estrategia y recordó que el país se encuentra al borde de la quiebra.

No todos los parlamentarios de la coalición de gobierno apoyaron a Tsipras. Entre los ausentes figuraban varios diputados del Partido de Izquierda Syriza, mientras que el presidente del Parlamento, Zoe Constantopoulou, y el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, se abstuvieron de votar.

"Apoyo el gobierno, pero no lo programas de austeridad que llevan a continuar con la pobreza", declaró Lafazanis. El ala izquierda del partido de Tsipras rechaza las propuestas de austeridad y reforma. En tanto, otros 15 legisladores del Syriza dieron a entender a la prensa griega que votaron "a regañadientes por el sí" porque no querían debilitar al primer ministro en vista de las negociaciones en Bruselas con los acreedores.

Según los analistas Tsipras pronto tendrá que lidiar con el problema de los disidentes. El primer ministro deberá encontrar otro socio de la coalición o podría llamar a elecciones anticipadas, apuntan. Por su parte, la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europea (BCE) están conformes con las propuestas de ajuste presentadas esta semana por Atenas, según trascendió en la madrugada del sábado de fuentes diplomáticas en Bruselas.

Además, según fuentes que hablaron bajo condición de anonimato, se estudia un posible paquete de ayudas de 74 000 millones de euros (USD 83 000 millones) en el que también participaría el FMI.

Los tres acreedores internacionales evaluaron en la noche del viernes las últimas propuestas griegas y este sábado a las 8:00 (hora local) el eurogrupo se reunirá para definir si considera suficientes las iniciativas. De obtener el visto bueno, el camino quedaría allanado para negociar un nuevo paquete de ayudas para Atenas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)