6 de julio de 2015 12:51

Malestar por el 'no' en la UE, que pide a Atenas que dé un paso para negociar

El primer ministro griego, Alexis Tsipras (izq) conversa con el presidente del país Prokopis Pavlópulos (der) durante la ceremonia de juramento de su nuevo cargo del ministro de Finanzas griego, Euclidis Tsakalotos celebrada en el Palacio presidencial de

El primer ministro griego, Alexis Tsipras (izq) conversa con el presidente del país Prokopis Pavlópulos (der) durante la ceremonia de juramento de su nuevo cargo del ministro de Finanzas griego, Euclidis Tsakalotos celebrada en el Palacio presidencial de Atenas, Grecia. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia EFE

Los socios europeos de Grecia han mostrado hoy, 6 de julio, su malestar ante la victoria del "no" en el referéndum celebrado ayer, domingo, una decisión que consideran que complicará cualquier negociación que se ponga ahora en marcha y para la que exigen a Atenas dar un primer paso.

"Los griegos quieren quedarse en la eurozona. Esa es también mi meta. Pero vamos a ver si lo conseguimos", dijo el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en una declaración que deja ver el mal sabor de boca que ha dejado el rechazo de un 61,3 % de los votantes griegos a las últimas propuestas de los acreedores.

Los contactos se han sucedido a lo largo de la jornada entre las capitales, los líderes comunitarios y, por supuesto, Atenas.
En Bruselas, justo una semana después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se pronunciara públicamente a favor del "sí", ha sido el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro, Valdis Dombrovskis, el encargado de mostrar el "respeto" de la institución al resultado del voto heleno.

Sin embargo, advirtió de que este resultado "aumenta la distancia" entre Grecia y sus socios del euro y complica unas futuras negociaciones que la CE afirma estar dispuesta a comenzar tan pronto como reciba la luz verde del Eurogrupo para ello.

En una línea similar se ha posicionado otra de las instituciones que formaba parte de la troika, el Fondo Monetario Internacional (FMI), que "se mantiene listo para ayudar a Grecia si así se lo pide", según su directora gerente, Christine Lagarde.

Los socios esperan que Grecia presente nuevas propuestas mañana y que aclare cuáles son sus peticiones tras el referéndum.

Al mismo tiempo, han advertido a Grecia de que sigue teniendo que cumplir unas reglas que no se ven alteradas por el referéndum, un punto en el que han coincidido los ministros de Economía de España, Luis de Guindos, y de Finlandia, Alexander Stubb.

De Guindos ha expresado también que España está abierta a negociar un tercer rescate para Grecia, del mismo modo que Stubb se mostrado convencido de que "paso a paso, todos los problemas se pueden solucionar".

Más duro ha sido el vicecanciller y ministro de Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, quien ha asegurado que "a la fiesta de anoche seguirá un duro despertar" y que la situación económica helena empeorará de tal manera que será preciso dar al país ayuda humanitaria.

La canciller alemana, Angela Merkel, está "preparada para conversar" con Atenas, aunque en la actualidad "no se dan las condiciones para un nuevo programa de rescate" para Grecia, según el portavoz del Ejecutivo germano, Steffen Seibert.

Tsipras ha mantenido hoy contactos con Merkel y con Hollande, quienes se reúnen hoy en París para analizar el referéndum en la víspera de los encuentros del Eurogrupo y de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrarán mañana en Bruselas.
La primera cita será la ocasión para que el hasta ahora coordinador del equipo griego en las negociaciones con los acreedores y viceministro de Exteriores, Euclidis Tsakalotos, se presente como sustituto del polémico Yanis Varufakis al frente del ministerio de Finanzas heleno.

En el Eurogrupo, los ministros de la eurozona analizaran el escenario que ha abierto el "no" en el referéndum y esperan poder abordar las nuevas propuestas que el Gobierno griego se ha comprometido a presentar mañana, aunque no está claro si Tsipras las llevará directamente ante sus homólogos o no.

Tras el encuentro, recogerán el testigo los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro en una cumbre extraordinaria a la que también han sido invitados los presidentes del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Tsipras acudirá a la cumbre del euro convencido de que el "no" refuerza su posición negociadora y dispuesto a lograr un acuerdo que contemple también un alivio de la deuda griega.

El Gobierno griego tendrá que aclarar también si mantiene su petición de que se conceda al país un tercer "préstamo", a cargo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y sin contar con el Fondo Monetario Internacional (FMI), una posibilidad que países como Alemania rechazan de plano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)