19 de November de 2009 00:00

LA GRAVE SITUACIÓN DE JUZGADOS DE LA NIÑEZ

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Soy un abogado de libre ejercicio, doctor en Jurisprudencia, preocupado por los cambios que se están llevando a cabo en el campo jurídico, especialmente en lo Penal y Procesal Penal, que son demasiado frecuentes y no solucionan el grave problema delincuencial que nos agobia.

Pero lo que más duele a un profesional del Derecho como yo, es el proceder de las autoridades judiciales con respecto a los juzgados de la Niñez y Adolescencia, olvidándose en forma increíble de tantas madres desempleadas que reclaman o intentan reclamar los alimentos de sus hijos en unos juzgados que demoran eternidades en el señalamiento de los días para las audiencias de fijación de pensiones alimenticias de sus hijos.

Antes les ponían unas pensiones de burla, hoy gracias a la tabla de pensiones fijada por el Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia, que absurdamente va a pasar a ser Consejo de la Igualdad, les deben fijar cantidades que serán,  en algo, una ayuda para quienes logren algún día que se les fije sus pensiones alimenticias.

Las reformas hechas por el Gobierno, algunas inútiles y demagógicas, como aquella de reclamar subsidiariamente alimentos a abuelos, padres, tíos o hermanos que ni siquiera conocen de las actividades de jóvenes irresponsables, no han solucionado  el grave problema de los juzgados de la Niñez y Adolescencia y  han causado violación de los Derechos Humanos de abuelas que han ido presas por no pagar alimentos de hijos o nietos desobligados.

Aunque han aumentado juzgados, ahora  no han laborado por un mes en razón de que les trasladaron del Palacio de Justicia a un edificio pequeño, incómodo, sin ascensor, que parecía ratonera, como algunos funcionarios me lo manifestaron.

Yo pude constatar un edificio  situado al norte de Quito, Amazonas y República, pero, ¡oh sorpresa!, los juzgados de la Niñez y Adolescencia están regresando al Palacio de Justicia, causando otro mes de demora en los procesos de dicha materia. Esto es deplorable y reprochable.

Un funcionario judicial me manifestó que las autoridades judiciales fueron advertidas de esto y no hicieron caso, por lo que creo que este absurdo “traslado” temporal debe ser investigado y sus causantes sancionados ya que es irresponsable hacer traslados y tomar decisiones inútiles que más quitan el tiempo y causan daño a los usuarios, provocando además un gasto innecesario de dinero, perjudicando a tantas madres desesperadas por los alimentos de sus hijos y haciendo que cientos de padres desobligados se rían de la Ley.

Juan Diego Donoso Pérez

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)