3 de May de 2011 00:00

El gran poder de la palabra

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Destacados dirigentes políticos, ex presidentes y actuales mandatarios, filósofos, abogados, economistas, sociólogos, líderes indígenas, activistas de derechos humanos, ambientalistas, premios Nobel de la Paz... han defendido, desde sus distintas palestras, la libertad de expresión y de prensa como un derecho inalienable que tienen los seres humanos.

 “La libertad de expresión es un valor universal que debe ser protegido”. Barack Obama. Presidente de los Estados Unidos

“La libertad de expresión es la regla de oro”. Michelle Bachelet. Ex presidenta de Chile

“No puede haber cárcel por hablar u opinar”. Cristina Fernández de Kirchner. Presidenta de Argentina

“La mejor ley de prensa es la que no existe”. José Mujica. Presidente de Uruguay, ex guerrillero tupamaro

“Glasnost es libertad de expresión y de prensa... Una persona que no tiene acceso a la información está al margen de la política y de la vida real”. Mijail Gorbachov. Ex presidente de la URSS

“Defiendo la libre expresión del pensamiento y la urgente necesidad de promoverlo en nuestro país, porque así lo exigen los retos de la democracia”. Rigoberta Menchú. Guatemalteca, Premio Nobel de la Paz

“Si no creemos en la libertad de expresión para la gente que despreciamos, no creemos en ella para nada”. Noam Chomsky. Filósofo y lingüista de Estados Unidos

PUNTO DE VISTA

‘No hay paz sin libertad’

 Nelsa Curbelo. Directora de la Fundación Ser Paz y Columnista

Los seres humanos nos construimos como tales porque nos comunicamos y hablamos. Creo que sin libertad de expresión yo no habría podido ser quien soy.

La libertad es la posibilidad de transformarnos en lo que queremos ser. Sin esto es imposible crecer porque nos convertimos en soldaditos que hacen lo que la gente dice. Yo no me considero rebelde pero sí contestataria de lo que puede parecer obvio para la mayoría.

La Fundación Ser Paz nació como una apuesta a ver las cosas de otra manera. En la propuesta trabajamos con jóvenes pertenecientes a pandillas de Guayaquil. Esta es una propuesta  distinta. Mientras todos dicen que a estos chicos hay que meterlos presos, y si se los puede eliminar  mucho mejor, nosotros pensamos en ayudarlos a desarrollar los valores que vamos encontrando en ellos. 

En el ejercicio de la libertad de expresión se adquiere la capacidad de ver las cosas desde un ángulo diferente. Hay quienes temen dejar el miedo y la idea de  que todos son delincuentes a quienes hay que meter presos. En Ser Paz estamos orientados a desarrollar acciones para cambiar esa percepción negativa de la gente.

La libertad de expresión permite acceder a las otras libertades. Esta sociedad debe  aprender a pensar por sí misma. Las sociedades creativas hacen algo diferente y esto se logra dejando de abordar las cosas por los  ángulos habituales.

En un Estado no puede haber paz sin libertad de expresión. Lo único que se logra  en un lugar donde esté prohibido el expresarse es llegar al sometimiento. Los ciudadanos deben obedecer, no someterse. La obediencia exige una explicación por parte de las autoridades que establecen las normas, en cambio el sometimiento representa una de las mayores causas de violencia.

El impartir mi opinión es otro de los ejes de mi vida. Cuando se emiten pareceres progresamos como sociedad aprendiendo de todos. Estoy consciente de que si viviera sin libertad de expresión mis columnas de opinión no serían posibles.  Pero la  libertad va ligada a la responsabilidad de asumir lo que se dice. 

Si no existiera la libertad de expresión en este país no habríamos sabido muchas cosas. Por ejemplo, el caso Fybeca o el de los hermanos Restrepo. Los grandes acontecimientos que realmente  conmocionaron al país no se habrían sabido porque los hubieran tapado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)