11 de abril de 2016 18:51

Gonzalo Criollo volvió al Montúfar y planifica un concierto por la paz

Gonzalo Criollo fue involucrado en los actos violentos que se registraron el 15 y 16 de febrero pasados en los exteriores del Colegio Montúfar. Foto: Archivo EL COMERCIO

Gonzalo Criollo fue involucrado en los actos violentos que se registraron el 15 y 16 de febrero pasados en los exteriores del Colegio Montúfar. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 47
Mario Alexis González

Luego de 55 días, Gonzalo Criollo volvió a ponerse su uniforme del Colegio Nacional Juan Pío Montúfar y asistió de manera normal a clases este lunes 11 de abril del 2016. El Ministerio de Educación decidió reincorporarlo luego de que el alumno estuvo suspendido y hasta fue notificado con la reubicación.

Criollo funge como presidente del Gobierno estudiantil de esa institución y fue involucrado en los actos violentos que se registraron el 15 y 16 de febrero pasados en los exteriores de la institución, cuando un grupo de alumnos protestó por la reubicación de 16 docentes y por los, dijeron, problemas académicos en ese establecimiento.

La notificación de su reingreso llegó a sus padres el viernes pasado. Sin embargo, Gonzalo no lo supo hasta un día después y lo recibió con mucha emoción. Cuando relata el momento de su reingreso al plantel, su tono de voz cambia y se lo nota emocionado. “Me recibieron mis compañeros, mis profesores y me acompañaron en el ingreso, me emocioné mucho porque me demostraron que hay aprecio”, dice.

Luego se reunió con los integrantes del Departamento de Consejería Estudiantil, para definir citas con el psicólogo educativo. En el tema académico, recibió guías en las cuales se detallan todos los trabajos a realizar para igualarse en las notas y en las materias. La próxima semana rendirá las pruebas de bloque.

Ahora, Criollo retomó los proyectos del Gobierno estudiantil y sumó uno nuevo, aclarar lo que ocurrió en las protestas y en los procesos posteriores a los estudiantes. Además, está planificando un concierto por la paz para finales de mayo, a propósito de las fiestas del Colegio.

El estudiante fue vinculado por un informe realizado por el exrector de la institución en el que se le estableció responsabilidad en los actos aduciendo que el martes 16 de febrero, Criollo tomó el altavoz y pidió a sus compañeros que sigan luchando. Luego, ese mismo informe sumado a los partes policiales, fue la causa para que la Junta de Resolución de Conflictos del Distrito Eloy Alfaro decidiera que el estudiante sea reubicado.

Él no se acogió a esa medida. Presentó una impugnación ante la Subsecretaría de Educación e, incluso, contempló la posibilidad de terminar el colegio en una institución particular. Actualmente, cursa tercer año de bachillerato.

El presidente Rafael Correa y Augusto Espinosa, ministro de Educación, manifestaron que podría considerarse una segunda oportunidad para Criollo y otros alumnos reubicados siempre y cuando presenten una disculpa pública por las violentas manifestaciones.

Criollo y otros tres alumnos visitaron a Jéssica Solís, policía herida durante las protestas del martes 16 de febrero y le ofrecieron disculpas. Ella las aceptó. Posteriormente, la tarde del 7 de abril, mediante un comunicado el Ministerio de Educación informó que se autorizó el reingreso al Colegio Montúfar de tres estudiantes que cursan el tercer año de Bachillerato. Entre estos estaba Gonzalo Criollo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (5)