19 de octubre de 2016 15:07

Representantes de gobiernos seccionales de Unasur debatieron sobre su papel en el desarrollo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana María Carvajal
(I)

En el marco de la cumbre Hábitat III, que se lleva a cabo en Quito, la mañana de este miércoles 19 de octubre del 2016 se hizo el Primer Encuentro de Gobiernos Intermedios. Fue una cita organizada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador (Congope).

La reunión fue presidida por Ernesto Samper, secretario general de Unasur. Samper dijo que en la actualidad el mundo va de lo global a lo local, pero que una de las mayores tragedias para los gobiernos locales es que tienen cada vez más responsabilidades y menores posibilidades de resolverlas. “Sería importante que la asignación de recursos y el espacio para la planificación también se ampliaran para que municipios, provincias, estados, departamentos... puedan trabajar a cabalidad el concepto de descentralización”, agregó.

Después intervino Gustavo Baroja, prefecto de la provincia de Pichincha y presidente del Congope, quien dijo que además de hablar del papel que cumplen los gobiernos intermedios, era importante tomar posiciones comunes, incluso unificar el nombre de su cargo, puesto que en Ecuador se llaman prefectos y en otros países gobernadores, intendentes, etc.

Para Baroja, el papel de los gobiernos seccionales es importante porque en sus territorios se generan políticas y, además, se cultiva y fortalece la identidad territorial, a través de procesos de reconocimiento. Dijo que los gobiernos intermedios pueden reforzar la cohesión de las naciones, a través de la participación en la toma de decisiones. Y que en Hábitat III hay demasiado enfoque en las grandes ciudades y eso es lamentable porque los problemas no son únicamente tránsito y crecimiento urbano.

Como invitado especial asistió Abdessamad Sekkal, presidente de la Organización de Regiones Unidas, quien dijo que se debe dar una mirada al ámbito rural, si se toma en cuenta que hay problemas ambientales serios que ponen en peligro a todos los territorios. Por ello, Sekkal también recordó que los países deben comprometerse a respetar los acuerdos de la COP 21, en París, en donde se decidió enfocar recursos en los países en vías de desarrollo y a las regiones intermedias del sur.

Para Sekkal es importante que los países estén atentos a las negociaciones de la COP 22, que permita volver la vista a los gobiernos intermedios por su importancia en cuanto al manejo de temas de combate al cambio climático y calentamiento global. Los ponentes de Ecuador, Brasil, Colombia, Uruguay, Chile, Bolivia... tocaron diversos temas como la necesidad de mejorar las condiciones de salud, educación e infraestructura en las regiones para frenar la migración a las grandes ciudades y convertir a las pequeñas en ciudades - dormitorio.

Al finalizar la reunión, los asistentes firmarán una declaración conjunta. Baroja propuso que se ponga dentro del texto un rechazo en contra de las acciones de Reino Unido con respecto de su litigio con Argentina por el territorio de las Islas Malvinas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)