7 de January de 2010 00:00

El Gobierno espera superar la crisis energética hasta el 15 de febrero

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca

El proyecto hidroeléctrico Mazar tiene un avance del 98% en su obra civil. Para constatar ese adelanto llegó ayer el presidente Rafael Correa a la  obra. Lo acompañaron sus tres hijos y llegaron  en helicóptero.

Con el Mandatario  caminaron por esta presa el ministro de Electricidad (e), Miguel Calahorrano, y el gerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), Antonio Borrero.

El caudal de Paute subió
La cota   del embalse de Amaluza de la Central Paute se mantiene estable. A las 14:00 de ayer se ubicó en los 1 985,73 metros sobre el nivel del mar.
Lo que mejoró  fue el caudal de ingreso. El promedio hasta la tarde fue de 55,5 metros cúbicos por segundo. El día anterior estuvo en los 26,7.   
Paute  generó ayer 3 061 megavatios/hora, lo que representó el 12% de la demanda del país.

Los funcionarios explicaron a Correa sobre los avances de la obra y dejaron en claro que el  pequeño faltante en la obra civil  no impide que se empiece a llenar ese embalse.

Sin embargo, debido al bajo  caudal del río Paute no se puede iniciar esta operación. Ayer hasta las 12:00 el promedio fue de  57,6 metros cúbicos por segundo.

En este lugar y con un intenso sol, Correa aseguró que si la sequía llegaba tres o cuatro meses después “no teníamos problemas porque ya tendríamos Mazar. Eso nos habría ahorrado todos los cortes de energía”.

Asimismo, reconoció que si este año se presenta una sequía similar a la del año pasado  no habrá apagones porque Mazar ya tendrá el embalse lleno (410 millones de metros cúbicos) y con eso se aseguran dos objetivos.

El primero es contar con  una reserva de agua para   Paute, que está aguas a bajo de Mazar, y el segundo es la retención de sedimentos.

El embalse de la Central Paute tiene  120 millones de metros cúbicos y  unos 50 millones están ocupados por sedimentos.

Mazar  tiene una capacidad instalada de 160 megavatios. Y según Gonzalo Martínez de la compañía Herdoíza–Crespo, encargada de la obra, los trabajos  se terminaron antes de lo previsto. “Se planificó  que el embalse se llene en octubre de 2010, pero con los adelantos  pudimos hacerlo en octubre pasado, pero la condición climática lo impidió”.

Mientras que Borrero reconoció que llenar  el embalse de Mazar tomaría de dos a tres meses, por ello se necesita que el caudal del río Paute mejore. Dijo que si las lluvias son constantes puede ser que para marzo   se realicen  las pruebas de las dos turbinas. “En abril se iniciaría la generación”.

Luego el Presidente y toda su comitiva se dirigieron a la casa de máquinas de la Central Paute. Allí unas luces rojas sobre cinco de las 10 turbinas generadoras  alertaban  que esas unidades  estaban produciendo energía para cubrir la demanda del país.

En este lugar, Correa dijo que se espera superar la crisis energética en la primera quincena de febrero,  solo con la generación térmica. “Y si favorece el clima podríamos salir antes”. Correa aseguró que en la actualidad se impulsan 11 proyectos hidroeléctricos. Entre otros  mencionó a Ocaña, Baba, Mazar, Sopladora… y aseguró que en ochos años Ecuador  podría exportar energía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)