24 de mayo de 2015 20:25

Plusvalía y herencias, los nuevos anuncios impositivos del Gobierno

El Presidente de la República llegó acompañado por los Granaderos de Tarqui a la Asamblea para su informe anual. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

El Presidente de la República llegó acompañado por los Granaderos de Tarqui a la Asamblea para su informe anual. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 747
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 8
Contento 172
Redacción EL COMERCIO (I)

El manejo económico es el correcto, la pobreza está bajando y la desigualdad también, el sistema financiero se encuentra saludable, el país crece más que el promedio de la región, las recaudaciones están subiendo, hay menos desempleo, más afiliados al IESS, la inversión pública seguirá, las exportaciones no petroleras están al alza, todos están hablando del cambio de la Matriz Productiva y cada vez hay más interesados en invertir en el país.

Pero como es necesario seguir avanzando y reducir las brechas en el país, el Presidente de la República anunció que enviará dos proyectos de ley a la Asamblea que le darán más recursos al Fisco para mantener el modelo económico.

Cerca de finalizar el Informe a la Nación, el Primer Mandatario dijo ayer (24 de mayo) que es necesario seguir reduciendo las desigualdades en el país y anunció una reforma al impuesto a las herencias, pese a las consecuencias políticas que eso genere.

“Enfrentaré el costo político que sea necesario. Enviaré a la Asamblea un nuevo sistema impositivo a las herencias superiores a los 100 Salarios Básicos Unificados”, señaló Correa, repitiendo el discurso de la sabatina del 16 de mayo pasado.

“Hicieron creer a los pobres que si heredaban la casa de sus padres que eran pobres, esas se las iba a quitar. Esto es para los que reciben más de USD 50 000 en herencia. Como ya estamos curtidos no nos asustan estos ataques. Hacer creer que lo que es bueno para ricos es bueno para pobres”, dijo.

El impuesto a la herencia ya existe actualmente y grava también los legados y donaciones. El Servicio de Rentas Internas publica una tabla que se va ajustando cada año, similar a lo que sucede con el impuesto a la renta. Para el presente año, quienes reciban una herencia hasta USD 68 880 no pagan ningún impuesto, pero conforme aumenta el monto se incrementa el pago de impuestos de manera progresiva.

Con el anuncio del Presidente, la base imponible para el pago de impuesto a las herencias bajaría a USD 35 400, considerando el salario básico del presente año, de USD 354.

El efecto en las redes sociales fue inmediato. Una de las observaciones que hacían los tuiteros tenía relación con el monto, ya que una casa de USD 1 00 000 que se deje de herencia a dos hijos ya pagaría el impuesto anunciado.

El Presidente también anticipó el envío de otro proyecto para captar los recursos provenientes de la “plusvalía ilegítima”.
Puso como ejemplos las inversiones realizadas por el Gobierno para la construcción del edificio de la Unasur, en la Mitad del Mundo, o Yachay, en Imbabura. Producto de esa obra ha aumentado el valor de los predios de esa zona. “No hemos recibido una contribución por esas mejoras... Es un caso de socialización del gasto y privatización de las ganancias”.

El Régimen señaló que tiene un estudio en nueve municipios, donde se muestra que unos USD 600 millones fueron a parar en manos privadas por efecto de la plusvalía que generó la inversión estatal.

El objetivo del Régimen, a través de un nuevo proyecto de ley que se enviará la próxima semana, es que esa “plusvalía ilegítima” pase al Gobierno. “Esta es la diferencia entre la democracia y la aristocracia”.

Buena parte de los ingresos que obtenga el país, con las medidas anunciadas, se invertirá en el frente social. Cecilia Vaca, ministra Coordinadora de Desarrollo Social, dijo que hay una voluntad política para priorizar “al ser humano sobre el capital”.

La evidencia, dijo, está en la infraestructura que se ha levantado: 11 hospitales, 36 centros de salud, 62 centros infantiles del Buen Vivir, 52 unidades educativas del milenio, cinco centros activos de alto rendimiento. La inversión social pasó de USD 141 per cápita, en 2006, a USD 575 en 2014.

No menos de nueve veces, el Mandatario invocó ayer a los jóvenes y hasta explicó cuál es el sentido de la democracia que inauguró la Revolución Ciudadana: la de la confrontación. La democracia de consenso es la democracia burguesa, conservadora, que “niega el disenso y presupone el acuerdo” y dijo que de eso se trataba el fin de la historia, que sería el fundamento del neoliberalismo.

“La política no puede colocarse en el centro ni en la falsa izquierda”, expresó en la primera parte de su discurso. Y para ello dio lecciones de historia: las semejanzas de las gestas emancipadoras del siglo XIX con su Gobierno. Había quienes no confrontaban y preferían la comodidad de la monarquía y hasta impulsaban su restauración, que sería análoga a lo que califica de restauración conservadora.

Punto de vista

‘Valores usados a conveniencia’

María Paula RomoAbogada constitucionalista 

El Presidente hizo varias referencias a las que hay que poner atención porque ahora trata de reemplazar los conceptos políticos tradicionales. En determinado momento dijo que estábamos en un país en donde los valores son los de la democracia republicana y no los de la democracia liberal. La referencia es que la libertad republicana es la libertad con responsabilidad; la liberal, en la que el Estado interviene menos.
Llama la atención porque uno de los valores republicanos por excelencia es la separación de poderes y un sistema de pesos y de contrapesos, de controles entre los poderes del Estado.
Utiliza las ideas a conveniencia. Cuando conviene, los valores republicanos justifican la intervención del Estado; cuando no, se acusa como anacrónicos los valores de la separación de poderes que también son los valores de la construcción de la República.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (71)
No (17)