21 de agosto de 2017 22:01

El gobierno brasileño quiere privatizar Eletrobras

El presidente Michel Temer lanzó el año pasado un amplio programa de privatizaciones y concesiones en Brasil, como parte de su política para mejorar las cuentas públicas. Foto: EFE

El presidente Michel Temer lanzó el año pasado un amplio programa de privatizaciones y concesiones en Brasil, como parte de su política para mejorar las cuentas públicas. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil comunicó este lunes 21 de agosto del 2017 su intención de privatizar Eletrobras, reduciendo su participación mayoritaria en el gigante energético, por su “ineficiencia acumulada” y en medio de las deficitarias cuentas públicas.

“La medida traerá más competitividad y agilidad a la empresa para gestionar sus operaciones, sin las ataduras impuestas a las estatales”, argumentó el Ministerio en un comunicado, remarcando que tomó como ejemplo experiencias anteriores con la fabricante de aviones Embraer y la minera Vale.

El ministro Fernando Coelho Filho dijo a GloboNews que la idea es reducir la actual participación del Estado del 51% de las acciones ordinarias a un 47% y recaudar unos 20 000 millones de reales (unos USD 6 300 millones) con la operación.

La dependencia ya comunicó su decisión a Eletrobras y trasladará próximamente su propuesta al Consejo del Programa de Asociación de Inversiones (PPI), encargado de las privatizaciones en el país y vinculado a la Presidencia del conservador Michel Temer.

El Ministerio aseguró que las deudas y obligaciones acumuladas de la empresa tuvieron un coste millonario para las arcas públicas, disputando recursos “que podrían ser invertidos en seguridad, educación y salud” y que no hay espacio para elevar tarifas o para “transferir esos problemas a la población”.

Eletrobras, que administra generadoras y distribuidoras de energía a lo largo del gigante latinoamericano, se vio salpicada por la trama de corrupción en torno a Petrobras.

La semana pasada, el gobierno brasileño propuso al Congreso elevar la meta de su déficit fiscal a 159 000 millones de reales (USD 50 000 millones) tanto para 2017 como para 2018, debido a una recaudación menor a la estimada.

Para mejorar las cuentas del Estado en medio de la peor recesión de su historia, Temer lanzó el año pasado un amplio programa de privatizaciones y concesiones, incluyendo la gestión de varios aeropuertos del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)