4 de junio de 2015 11:58

Gobernador acusa a misión de seguridad europea de 'tomar whisky todo el día' frente a conflicto de Ucrania

Un gobernador criticó la falta de trabajo de la OSCE, frente a los últimos ataques de los rebeldes en Ucrania. Foto: EFE

Un gobernador criticó la falta de trabajo de la OSCE, frente a los últimos ataques de los rebeldes en Ucrania. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

El gobernador de la región de Lugansk designado por Kiev, Guennadi Moskal, acusó a los observadores de la OSCE de "tomar whisky y cerveza de la noche a la mañana" en lugar de velar por el cumplimiento de los acuerdos de Minsk para el este de Ucrania.

"La OSCE debería desplazarse a los territorios" controlados por los separatistas prorrusos "en lugar de estar de la noche a la mañana en el restaurante del hotel, tomando whisky y cerveza", se quejó Moskal hoy, 4 de junio del 2015, en una entrevista concedida a Radio Libertad.

El gobernador de la rebelde región aseguró que cada vez que va al hotel donde viven los observadores internacionales, los encuentra en el restaurante.

La OSCE, una organización centrada en la seguridad en Europa y Asia Central, debe vigilar el alto el fuego en el este de Ucrania y el cumplimiento de los acuerdos de Minsk, alcanzados entre Kiev y las milicias prorrusas de las dos citadas regiones del este de Ucrania.

Por otro lado, Moskal denunció que los separatistas no han cumplido con el segundo punto de los acuerdos de Minsk, que obliga a los dos bandos a replegar la artillería pesada de la línea que separa sus posiciones. "Nadie ha replegado nada, únicamente hay rotación. Está claro que nos pueden atacar en cualquier momento. No han cumplido con los acuerdos de Minsk", agregó.

Al menos seis civiles y cinco soldados ucranianos murieron en los combates que se reanudaron este lunes entre las fuerzas gubernamentales y las milicias separatistas prorrusas, según datos de Kiev y de las autoridades municipales de la ciudad de Donetsk.

Las autoridades ucranianas acusaron a las fuerzas separatistas de lanzar ayer una ofensiva a gran escala contra Marinka y Krasnogorovka, localidades situadas a menos de 20 kilómetros al oeste de Donetsk, principal plaza fuerte insurgente.

Los de este lunes fueron los mayores combates desde que las tropas ucranianas abandonaran a mediados de febrero la estratégica ciudad de Debáltsevo, días después de que entrara en vigor la tregua suscrita en Minsk con mediación rusa, francesa y alemana.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, ha acusado a Rusia de instigar a los rebeldes de Donetsk a lanzar una nueva ofensiva tras la nueva ronda de negociaciones de paz celebrada el martes en Minsk.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)