1 de enero de 2016 17:26

Miles de globos de los deseos volaron en la noche de fin de año

En Pakistan un niño enciende un globo de los deseos. Estos artefactos también volaron en la noche de fin de año en Quito

Foto referencial. En Pakistan un niño enciende un globo de los deseos. Estos artefactos también volaron en la noche de fin de año en Quito. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Redacción Elcomercio.com

La pasada noche de fin de año un nuevo elemento se sumó a la pirotecnia y el humo que provoca la quema de los monigotes tradicionales en estas fechas, una especie de pequeñas luces anaranjadas se vieron por montones en el cielo horas antes y después de la media noche en Quito. Estos destellos fueron provocados por los globos de los deseos o globos de cantoya.

Son objetos elaborados con papel seda, un armazón hecho de metal o bambú y una mecha que, al hacer combustión, llena de aire caliente el globo que se eleva por los cielos, con un concepto similar a los globos aerostáticos. Los globos de los deseos miden aproximadamente 60 centímetros de ancho y más de un metro de alto; al encenderse son empujados por el viento sin ningún tipo de control.

En varios centros comerciales de la capital se pueden encontrar este tipo de artefactos, cuestan entre USD 3 y USD 5, vienen en distintos colores y son sencillos de utilizar. Dentro de las recomendaciones, que están en las envolturas de los globos, se específica que deben ser manipulados por personas adultas y con precaución.

Su funcionamiento no es complejo, en primer lugar se debe desplegar el globo, luego prender la mecha que es cuadrada y está hecha de parafina, finalmente soltar el globo cuando esté inflado por completo, con cuidado. En las instrucciones para el uso de este tipo de objetos también se aclara que deben usarse en espacios abiertos y revisar las condiciones del viento.

En principio, este tipo de globos se utilizó como un medio de comunicación del ejército chino, entre los años 220 y 280 Después de Cristo. Con el paso del tiempo, estos elementos se llenaron de historias y mitos entre ellos que este tipo de artefactos llevan los deseos al cielo o que en su vuelo ayudan a llamar a espíritus ancestrales. Por eso, es común, que en el papel se escriban los deseos que las personas tienen para el inicio del año.

Pero estos objetos, que se ha puesto de moda en las celebraciones del Año Nuevo, también puede conllevar riesgos. Al funcionar con fuego, los globos pueden causar incendios si caen en una zona propensa a sufrir siniestros. En algunos países como México, Venezuela y Chile, donde esta costumbre lleva más tiempo, las autoridades han prohibido el uso de globos de los deseos, según información de la prensa local de esos países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)