17 de enero de 2018 14:16

Glbti esperan la resolución de la apelación por la campaña #ConMisHijosNoTeMetas

Frente a la Corte Constitucional se ubicaron ese 17 de enero del 2018 algunos activistas Glbti. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

A las instalaciones de la Corte Provincial de Pichincha llegaron grupos de las minorías sexuales y personas que apoyan a la agrupación Vida y Familia. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Valeria Heredia
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La audiencia de apelación por la campaña denominada #ConMisHijosNoTeMetas arrancó a las 09:00 de este miércoles 17 de enero del 2018. La medida se interpuso en contra de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana por supuesta discriminación a minorías sexuales en la marcha que llevó el mismo nombre.

La movilización se realizó el 14 de octubre del 2017. En ella se destacó la oposición a dos propuestas de ley que se trataban en esas fechas en la Asamblea Nacional: El Código Orgánico de Salud (COS) – aún en debate – y la Ley Orgánica para la Erradicación de la Violencia de Género – tratamiento del veto del Ejecutivo –.

A las instalaciones de la Corte Provincial de Pichincha, frente a la Plaza Argentina, en el norte de Quito, llegaron grupos de las minorías sexuales y personas que apoyan a la agrupación Vida y Familia. Con carteles en mano, banderas y consignas se concentraron en las afueras de la Corte Provincial para apoyar las dos posturas.

José Ortiz, abogado de monseñor René Coba Galarza, explicó que los grupos de accionantes -minorías sexuales– no han logrado comprobar la vulneración de derechos. Además sostuvo que el objeto de estos pedidos es coartar los derechos a la libertad de expresión.

En esto coincidió Braulio Alvarez, otro de los abogados de la Iglesia e integrantes del grupo Vida y Familia. En su caso explicó que le llama la atención que los grupos de Gais, lesbianas, bisexuales, transexuales e intergénero (Glbti) no sean tolerantes con estas expresiones de aquellos que no están a favor de la familia tradicional.

En la audiencia, que estuvo encabezada por tres jueces penales, participaron los abogados de los grupos Glbti. Ellos reiteraron que con el llamado a la marcha se vulneraron sus derechos. Además mostraron que hubo vulneraciones en el debido proceso.

El motivo: la acción se presentó el 12 de octubre, es decir, dos días antes de la marcha. Según la normativa, explicó la abogada de Iván Carrazco (uno de los demandantes), la medida se debió tramitar en 24 horas. Esto no ocurrió, ya que la audiencia se dio días después de la marcha.

Para Cayetana Salao, activista Glbti, los jueces tuvieron una actitud sensata y comprendieron sus argumentos. “La contraparte no tuvo un argumento nuevo y volvieron a defender las familias tradicionales como hombre y mujer”.

Pese a ello dijo que son “optimistas” a la resolución de los jueces. Se espera que se dé en los próximos días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)