13 de octubre de 2015 00:00

El giro en U de la autopista Rumiñahui se cerrará en 6 meses

Los trabajadores excavan el terreno para las bases del intercambiador en la G. Rumiñahui. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Los trabajadores excavan el terreno para las bases del intercambiador en la G. Rumiñahui. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 64
Valeria Heredia

La autopista Rumiñahui tendrá un cambio en el tránsito en la parte alta, a la altura del peaje: se suspenderá el giro en U, que peligrosamente realizan a diario unos mil conductores que transitan desde el valle de Los Chillos.

Está en marcha la construcción de un intercambiador en el ingreso a Collacoto. Al realizar esta maniobra se incrementa el riesgo de accidentes, choques, con los conductores que circulan desde Quito y que una vez que han pasado el peaje imprimen velocidad. Esta situación hace que, diariamente, en horas pico (07:00-09:00 y 17:00-20:00) se escuchen los frenazos. Vehículos particulares, taxis, busetas y demás conductores realizan esta maniobra, que pone en riesgo a los usuarios de esta vía.

Según datos proporcionados en la Administración del Peaje, unos 1 000 carros realizan este giro de alto riesgo, diariamente.
Una de ellas es Rossana Moya. Ella utiliza a diario esta arteria y gira en U frecuentemente ya que vive a la altura del puente tres y trabaja en Los Chillos. Considera que esta obra es necesaria para mejorar la movilidad en la autopista, sobre todo, ayuda a optimizar la seguridad.

En varias ocasiones, relató, fue testigo de accidentes de tránsito y frenazos violentos. Incluso, contó que ha tenido que esperar cinco minutos para hacer este giro, con el riesgo de que le impacten por la parte posterior de su carro. “Optamos por girar en U ya que es la más cercana. No es nada fácil”.

Lo mismo dijo Isabel de Páez. Ella vive más de 15 años en el ingreso al barrio Obrero Independiente y aseguró que es una oportunidad que se realice esta obra para garantizar la seguridad de los conductores que transitan en esta vía. “Lo importante es que se utilice esta nueva facilidad para evitar accidentes de tránsito por este giro peligroso”.

A finales de septiembre se inició la construcción del intercambiador, cerca del puente uno. La obra consiste en un paso elevado. Será una vía de aproximadamente cuatro metros de ancho. En algunos tramos se ensanchará a ocho metros, en un solo sentido.

Los conductores que vienen de Los Chillos entrarán por este único acceso, subirán y luego de pasar por dos curvas pronunciadas, desembocarán en la autopista, pero ya con dirección a Los Chillos.

Con esto se evitará este giro peligroso que además, cuando la obra esté terminada, estará prohibido. Así lo dijo Vanessa Hidalgo, administradora del peaje. Indicó que la construcción de este paso elevado durará 180 días (seis meses). Es decir, en marzo se concluiría. “El objetivo es garantizar la seguridad de los usuarios. Habrá paso para vehículos y personas”.

Con la construcción del intercambiador, a un costo de USD 1 468 000, aproximadamente, a la par, se suspenderá el paso vehicular por la vía que sube de Collacoto y desemboca en la Simón Bolívar. Esta vía es utilizada por choferes que circulan en sentido sur-norte, para evitar el peaje y la congestión en el sector del peaje.

Silvia Páez, pobladora, aseguró que es necesario que se den estas facilidad para brindar mayor seguridad a quienes utilizan esta vía. Sin embargo, dijo, es necesario que se construya un acceso directo a la Simón Bolívar, para evitar la congestión que se registra en horas pico. “Sería importante que las autoridades aprovechen esta obra para hacer una conexión hacia la Simón Bolívar. Así nos evitamos las filas largas”.

Sobre el tema, Hidalgo sostuvo que aún no se contempla la conexión directa entre la autopista y la Simón Bolívar. Al contrario, está previsto el mantenimiento de la vía interna de Collacoto para que los conductores puedan conectarse con esta vía.
En el momento se realiza la construcción de las vigas para lo que serán las bases del puente elevado. Además, se hizo la excavación para colocar las pilastras. Para esto se cerraron los dos carriles centrales y uno en sentido valle-Quito. Este tramo se hará en 15 días para evitar congestiones mayores.

Ayer, en esta arteria ya se observó congestión vehicular. La fila de vehículos estaba desde el peaje hasta el puente dos. Se recomienda a los conductores tomar las precauciones y recaudos para evitar problemas de movilidad.

Esta obra forma parte del Plan Vial valle de Los Chillos, que incluye la construcción de facilidades como el mantenimiento en la calle Zamora, el viaducto de la Armenia I (en ejecución). En agenda están la conexión Conocoto-Amaguaña, ampliar la Intervalles y el paso El Trébol-El Arbolito.

En contexto

Uno de los principales retos de las administraciones provinciales, esta incluida, es concretar medidas viales que solucionen el cuello de botella que se genera (sentido Los Chillos-El Trébol). Se habla de un paso directo a la av. Simón Bolívar o de un puente a La Floresta; ambas están en espera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (1)