2 de marzo de 2015 11:05

El Salón del Automóvil de Ginebra se celebra con un tono optimista

El jefe técnico de Volkswagen, Heinz-Jakob Neusser, habla sobre el modelo de este automóvil. Foto: AFP.

El jefe técnico de Volkswagen, Heinz-Jakob Neusser, habla sobre el modelo de este automóvil. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

El Salón del Automóvil de Ginebra abre sus puertas esta semana, en un contexto de mejora de los resultados de los fabricantes europeos y con la presentación de varias novedades, incluyendo coches de ensueño, vehículos ecológicos y autos sin conductor.

El salón, que abrirá sus puertas el jueves 5 de marzo de 2015 al gran público tras dos días de exposiciones para clientes profesionales, contará con la presencia de 220 expositores y cerca de 900 vehículos, 130 de los cuales serán novedades y prototipos.

“El salón de Ginebra abre un contexto positivo para la industria del automóvil en Europa”, destacó Flavien Neuvy, director del observatorio Cetelem del automóvil. El mercado europeo, que se había desplomado por la crisis de 2008, volvió a tener un desempeño positivo en 2014, con un crecimiento de 5,7% y un alza de 6,7% en enero.

Estos salones reflejan “el clima general en el sector”, explicó Yann Lacroix, analista de la aseguradora Euler Hermes. Para el experto, “los mercados retoman un poco la orientación al alza, y los resultados mejoran”.

Empero, este repunte sigue siendo desigual entre los diferentes mercados. Por ejemplo, en el sur de Europa, es decir en España, en Italia e incluso en Francia, el sector avanza con dificultad para poder retomar los volúmenes de antes de 2008.

Además, la industria va a recibir un impulso con la caída de los precios del petróleo, que “ayuda a las empresas a hacer caja y dinamiza un poco las compras de los hogares. En consecuencia, si la tendencia persiste, esto podría atenuar el efecto de la crisis para los países europeos que todavía no han salido”, dijo por su parte Josselin Chabert, experto de la consultora PwC.

Los fabricantes franceses, que sufrieron dolorosas reestructuraciones durante la crisis, han publicado en los últimos meses resultados más alentadores. Por ejemplo, PSA Peugeot Citroën, que se salvó de caer en bancarrota hace un año y medio, publicó recientemente cifras sólidas, logrando reducir a un cuarto sus pérdidas netas.

Por su parte, Renault registró sólidos resultados, mejorando sus beneficios, y anunció que efectuará 1 000 contrataciones en Francia este año.

Lujo y vehículos “verdes”

Los fabricantes estadounidenses, como General Motors y Ford, están todavía remontando la cuesta, duramente afectados por la caída del mercado ruso y el conflicto en Ucrania.

En tanto Volkswagen, con sus diferentes enseñas (VW, Audi, Skoda, Seat...) copa un cuarto del mercado europeo y parece encaminado a lograr sus objetivo de ser el mayor constructor a nivel mundial, superando al japonés Toyota.

Al igual que en otras ocasiones, el salón de Ginebra va a exponer también modelos que están fuera del alcance de la mayoría de los mortales, con nuevas ediciones del deportivo Audi R8 y el Lotus Evora, además de los tradicionales coches de alta gama McLaren, Aston Martin, Ferrari y Koenigsegg.

“Va a haber bastantes vehículos de lujo, esto forma parte de la especificidad de Suiza, donde el poder adquisitivo no es el mismo que en otros países”, dijo Lacroix.

En un contexto de endurecimiento de las normas medioambientales en todo el mundo, el salón también prevé la exposición de vehículos que emiten menos de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El salón espera recibir cerca de 700 000 visitantes en el complejo de Palexpo en el noroeste de la zona metropolitana de Ginebra, y también incluirá muestras de accesorios y de nuevas tecnologías aplicadas para el sector, como los vehículos sin conductor, considerados la nueva frontera de esta industria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)