29 de November de 2009 00:00

Los generadores alivian el servicio al público

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Martha Balladares aguarda sentada mientras espera que en la pantalla electrónica aparezca su turno para el canje de su cédula de identidad. Aunque allí hay unas 250 personas, aún están disponibles asientos suficientes en la planta baja de la oficina del Registro Civil estatal, en el centro de Guayaquil.

Un fuerte ruido, que llega desde los exteriores, indica que el generador de energía eléctrica  está funcionando. Son las 09:00, cuando empieza el horario de  cortes de energía en el casco comercial del Puerto Principal.

Varios guardias organizan el ingreso de usuarios y los guían a la zona de información. El ambiente allí es normal, distinto al de los alrededores, donde muchos locales y dependencias no pueden dar una atención al público por falta de energía eléctrica.

Incluso es diferente al del pasado lunes 9 de noviembre, cinco días después del inicio de los apagones, en que muchas personas, en los exteriores del Registro Civil, protestaron por la falta temporal del servicio.

Roberto Toledo, coordinador de telecomunicaciones de esa dependencia, explicó entonces que esa interrupción ocurrió  porque los trabajos de ampliación de la autopista a Latacunga rompieron la fibra óptica que transporta la información de la entidad.

“Eso hizo que se corte la comunicación entre la Sierra y Costa. Por dos horas estuvimos sin servicio, lo que creó cierto malestar en los usuarios, hasta que se  pudo restablecer”, manifestó Toledo.

Igual de normal es el servicio que ofrece la Corporación Registro Civil Municipal, en la ciudadela Martha de Roldós, norte de Guayaquil. José Rodríguez, funcionario de la entidad, dijo que la atención se mantiene inalterable e ininterrumpida de 08:30 a 17:00.

Dichas dependencias cuentan con su propia planta eléctrica y, pese a que en esa zona no se restringe el servicio al ser parte del sector industrial, trabajan con generación alterna. Así cumplen la disposición gubernamental de ahorro energético. El que no haya una excesiva demanda facilita mucho que el trámite sea más ágil, lo cual es reconocido por los usuarios.

En el centro de la ciudad, en el edificio municipal, la actividad es normal. Los usuarios de los servicios públicos del Cabildo se muestran indiferentes al sonido de un motor. Es la planta  generadora de energía que opera durante la presente emergencia.

Las ventanillas de pago de impuestos prediales atienden como de costumbre. Igual el área para los aspirantes del programa municipal Mi Lote que aún no han firmado su convenio de pago y las comisarías municipales.

Testimonios

María José Villacís / Ambato

Existen personas que se aprovechan de los cortes

Por los apagones fui estafada. Hace dos semanas, un comerciante  me vendió un supuesto aparato para evitar que los electrodomésticos se afecten durante los cortes. Me dijo que con el aparato, que me costó USD 25, no era necesario desconectar los artefactos. Luego de tres días se dañó una licuadora. Pedí ayuda a un técnico y me dijo que no servía lo que me vendieron.

Diana Oña / Quito

La producción de pan y pasteles disminuye

En la panificadora Selecta los apagones nos afectan de varias maneras. Primero porque debido a los racionamientos trabajamos menos tiempo y como consecuencia la producción de pan y pasteles disminuye. Durante los cortes tenemos que apagar los hornos y eso afecta al negocio. Además, resulta incómodo trabajar con apagones al final de la tarde y los clientes se molestan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)