19 de November de 2009 00:00

García arrecia sus ataques a Chile

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lima, Santiago.  DPA, AFP  y ANSA

El Presidente del Perú llamó ayer  a la unidad de su país, ante el supuesto espionaje realizado por Chile. Alan García, además,  motejó  de “vecina triste”  a su par chilena, Michelle Bachelet, quien no respondió a  las acusaciones.

“Unidos los peruanos todo lo podemos. Divididos es como nos conquistaron, divididos es como nos invadieron. Jamás deben volver a encontrarnos divididos”,  señaló  García antes de una reunión con líderes de la oposición, sector que ha criticado la supuesta debilidad del Perú en el caso.

García reiteró ayer  que “el que se siente débil es el que vive espiando”, palabras que no fueron respondidas por Santiago. De hecho, el canciller chileno Mariano Fernández, luego de  una reunión  de una hora con Bachelet, declinó comentar las palabras del Mandatario peruano.

Fernández tampoco quiso replicar al canciller peruano, José García Belaúnde, quien dijo que ante la conducta chilena habría “que evaluar las relaciones”.

“Hay un estilo de lenguaje (en el Gobierno peruano) que la jefatura del Estado de Chile considera inconveniente de comentar”, apuntó  Fernández. 

Entretanto, anoche,  un diplomático peruano entregó al encargado de negocios de Chile, en Lima, un voluminoso expediente judicial con las pruebas de que un suboficial peruano espiaba para ese país, dijo el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde.

“El embajador Javier León, subsecretario de las Américas de la Cancillería peruana, entregó al encargado de negocios en Chile, Andrés Barbé, la documentación que prueba el espionaje del suboficial de la fuerza aérea peruana Víctor Ariza a favor de Chile”, expresó el canciller.

Además, Perú entregará “a más tardar el jueves (por hoy)” las presuntas evidencias a Interpol para que verifique su autenticidad.

Mientras tanto,  Ariza dijo estar arrepentido y pidió disculpas a su país y al presidente García.

En medio de la crisis, que tiene como telón de fondo un litigio limítrofe y diferencias en las políticas de compra de armas, el Gobierno chileno decidió también mover sus piezas diplomáticas. En concreto, Bachelet nombró al hasta ayer  vicecanciller chileno, Alberto van Klaveren, responsable principal y con dedicación exclusiva en el juicio por disputas fronterizas que ambos países ventilan en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, ante una demanda puesta por el Perú.

Lima desecha una  mediación

El canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, consideró ayer  “innecesaria” la mediación de Estados Unidos en la crisis producida entre Lima y Santiago, a raíz del supuesto espionaje del suboficial peruano Víctor Ariza Mendoza, a favor de Chile.

“No hay tal situación, no es necesaria ninguna mediación” , declaró el jefe de la diplomacia peruana durante una actividad oficial que encabezó el presidente Alan García. García Belaúnde afirmó, además,  que la mejor manera de resolver el conflicto es que Chile realice una investigación tras recibir la denuncia por parte del Gobierno de  Lima.
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)