1 de noviembre de 2016 22:51

Garantes buscan limar asperezas entre Gobierno colombiano y ELN

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

Los países garantes en el proceso de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN presentaron una propuesta, de momento secreta, que busca que las partes limen las asperezas y pueda empezar la negociación de paz, informó el lunes 1 de noviembre del 2016 el portavoz de ese grupo guerrillero, alias "Pablo Beltrán".

La mesa de negociaciones entre el Gobierno y el ELN (Ejército de Liberación Nacional) debía ser instalada en Quito el jueves pasado, pero la ceremonia se suspendió porque el grupo guerrillero aún tiene en su poder al ex congresista Odín Sánchez, secuestrado desde marzo. Según "Beltrán", cuyo nombre verdadero es Israel Ramírez y será el jefe del equipo negociador del ELN, el inicio de las conversaciones se aplazó porque el Gobierno malinterpretó acuerdos preliminares.

El Gobierno afirma que la negociación empezará cuando Sánchez sea puesto en libertad, mientras que el ELN sostiene que el acuerdo era que el político sería entregado a una comisión humanitaria durante la primera ronda de conversaciones.

"Beltrán" dijo desde Quito a la cadena de radio colombiana RCN que los países garantes del proceso de paz, Cuba, Brasil, Chile, Ecuador, Noruega y Venezuela, plantearon a las partes una sugerencia para destrabar el inicio de la negociación. "Hay una comisión humanitaria que está detrás de esa liberación y, gracias a la gestión mediadora de los países garantes, que son seis, estamos trabajando para superar esa doble interpretación que el Gobierno ha tenido para el inicio de los acuerdos (negociaciones), pero la mediación ha tirado (planteado) una línea media, pero por ahora esa propuesta es confidencial", dijo.

Según "Beltrán", el proceso de liberación de Sánchez empezó el 22 de octubre, pero se ha dificultado por "problemas logísticos y operativos" en medio de la selva del departamento de Chocó (noroeste). Por otra parte, "Beltrán" reiteró que el ELN tiene voluntad de paz y que está dispuesto a asumir su responsabilidad política, histórica y judicial por sus actuaciones en el marco del conflicto armado de cinco décadas de duración.

"En esta guerra tan larga uno se alza en armas y tiene derecho a esa rebelión, pero también en momentos se cometen errores por fuera de las normas y en el ELN estamos dispuestos a asumir este tipo de errores, a reconocerlos, a que haya verdad, a responder por ellos y en ese sentido entendemos que esa es la principal reparación a las víctimas", dijo el líder guerrillero.

Odín Sánchez está secuestrado desde marzo, cuando se entregó al ELN en canje por el ex gobernador de Chocó Patrocinio Sánchez, su hermano, quien había sido tomado como rehén en agosto de 2013 y enfermó estando en cautiverio.

Por su parte, el jefe de la delegación gubernamental en los diálogos con el ELN, Juan Camilo Restrepo, calificó este martes como "actos demenciales" un ataque atribuido a esa guerrilla que la semana pasada dejó dos civiles muertos. "Asesinar conductores civiles en una acción que no era de guerra, como se dice, es doblemente demencial", señaló Restrepo en diálogo con una emisora del departamento de Arauca (noreste), en donde ocurrieron los hechos.

El ex ministro sostuvo que el ELN "tiene que entender que con estos actos demenciales e irracionales no se va a hacer fuerte en la mesa de negociaciones".

El Gobierno y el ELN anunciaron en marzo que habían culminado una fase de contactos secretos iniciada en enero de 2014 y que estaban listos para emprender una etapa pública de negociaciones en Quito.

Entonces era inminente el inicio de la negociación, pero el proceso se dilató a raíz de una exigencia del Gobierno para que el ELN dejase en libertad a todas las personas que tenía secuestradas, que en ese entonces eran unas diez, según organismos de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)