27 de December de 2009 00:00

Ellos ganan sin importar las trabas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Modesto Moreta. Redactor
mmoreta@elcomercio.com

Hasta antes  de 2006, Edwin Jaya era un deportista desconocido. El estudiante de séptimo año de educación en el Centro de Formación de Niños Especiales, financiado por el Consejo Provincial  de Orellana, no había desarrollado sus habilidades deportivas innatas. Sus maestros, cuando tenía 19 años, descubrieron que Jaya era un prospecto al cual debían pulir. Y así lo hicieron.

El joven, que sufre con discapacidad intelectual, comenzó a destacar por su velocidad en las competencias de 100 metros planos en atletismo. Los logros en los juegos cantonales y provinciales lo llevaron a integrar la selección de Orellana que, en 2006, participó en los Juegos  Nacionales. Allí obtuvo medallas de oro y plata. Además, en 2007, viajó a China para representar al Ecuador en las Olimpiadas Especiales.

Sus ojos negros brillan. Sonríe cuando recuerda que ganó una medalla de oro en   postas 4 x 400. “Mis padres y profesores me ayudaron para este logro importante de mi vida”, dice emocionado.



Los beneficios

El nadador  Germán Tanguila  recibe de la Federación Deportiva de Napo  una beca que cubre los gastos de sus estudios y alimentación.

Edwin Jaya  y Víctor Hugo Holguín son seleccionados de Olimpiadas Especiales de  Orellana y Pastaza,  pero carecen de apoyo  federativo.

Víctor Holguín  no pudo ir a las Olimpiadas 2007 porque    estuvo enfermo.Él participó con la selección de Orellana en los II Juegos Amazónicos de Olimpiadas Especiales realizados         en  Puyo (Pastaza), tres semanas atrás.

 Jaya, de 1,67 de estatura, se esfuerza en los entrenamientos para mantenerse en forma, pero la tarea no es fácil. Él, además  de asistir a los entrenamientos, debe trabajar y estudiar.


El día para él empieza a las 05:30, media hora después sale de su casa, ubicada en la comunidad San Pablo. En una ranchera (chiva tipo bus), único medio de transporte en la Amazonia, viaja hasta el cantón Joya de los Sachas, a 40 minutos del pueblo.

La jornada finaliza a las 12:30 y retorna nuevamente a casa, almuerza y sale  al trabajo. Labora en una empresa de servicios petroleros. “Soy camarero y gano USD 230 mensuales”, explica.

Jorge Cox, su entrenador, dice  que su dirigido no  tiene apoyo de la Federación Deportiva local.

Desde las calles de Pastaza a las pruebas de  Estados Unidos

Camina con dificultad, pero al momento de subir a su bicicleta,    Víctor      Holguín es un deportista completo. En sus 14 años  en esta actividad ha competido en pruebas locales internacionales. 

La atracción por este deporte comenzó a los  11  años. Él trabajaba como oficial de albañilería en una construcción, en Puyo (Pastaza) donde nació hace 25. Con el dinero que reunió compró su primera bicicleta, una BMX.

Con la bicicleta paseaba por las calles y avenidas de la ciudad. Su padre Víctor aún le motiva para que siga adelante. Además matriculó a su hijo en el Instituto de Educación Especial de Pastaza. En este lugar  el entrenador Flavio Castro lo descubrió.

“Era un chico tímido, pero le di confianza y comenzó a desarrollar sus destrezas”, afirma Castro.

En 1999, tras cinco años de entrenamiento, Holguín integró por primera ocasión la selección de Pastaza que participó en los Juegos Nacionales Olimpiadas Especiales. Por su buena actuación fue convocado a la Selección ecuatoriana que participó     ese mismo año  en   Carolina del Norte (Estados Unidos). Allí obtuvo dos  medallas, una  de oro y otra de plata.

Los trofeos motivan a Holguín para continuar con sus entrenamientos. Estos empiezan a las 18:00 y terminan    a      las 20:00.

Con su bicicleta,   Holguín recorre a diario la vía Puyo-Shell, actividad que practica después de llegar del trabajo.

Dejó de nadar en el río para ir a la piscina

Aunque no habla, sus gesticulaciones son suficientes para que Germán Tanguila converse con Juan Carlos Chávez, entrenador de la Federación Deportiva de Napo. Con  el movimiento de sus manos, dice que está listo para competir en los 100 metros combinados (estilos mariposa y libre).

Él es otro de los deportistas de élite que  compitió en los II Juegos Nacionales de Olimpiadas Especiales en Puyo.

Este joven, de 17 años y con 1,65 metros de estatura, desde su triunfo en las Olimpiadas de China es uno de los seleccionados que pertenece a los registro de la Federación   de Napo. Chávez elogia  el   estilo técnico y veloz, pues él aprendió a nadar en el río.

Llegó a los 14 años a la escuela especial. Ahí sus maestros lo incentivaron para que compita en las pruebas  internas  y en  los provinciales de natación. Allí logró varias medallas de oro y plata.

El nadador es  responsable en sus entrenamientos y en la educación que recibe. Su primera jornada  inicia desde las  04:00 hasta 06:30. Luego acude a las actividades académicas que recibe entre las 07:30 y  las 12:30, en    el centro de Educación Especial de Napo; y en la tarde  (de 18:00 a 20:00) a los talleres de carpintería.

Desde hace dos años, Tanguila, quien ganó una medalla de oro en  los 100 metros libres de los Juegos con discapacidad en China,   forma parte del   grupo     que viven en la residencia deportiva de la Federación de Napo, organización que lo ayuda con  la alimentación y la financiación de   una beca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)