1 de December de 2009 00:00

El ganador de la Vuelta estuvo cerca del retiro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes
deportes@elcomercio.com

Fernando Camargo logró su segundo título internacional  al consagrarse  el domingo pasado  como el mejor de la 30 Vuelta Ciclística Internacional al  Ecuador.
El  colombiano, quien lideró  la competencia desde la tercera etapa (de un total de nueve), pensó  seriamente en el retiro, hace cinco años, cuando se ganaba la vida  como panadero. 

“Trabajaba  en una panadería y también  en la agricultura. En la panadería estaba desde las  23:00 y me quedaba  hasta las 06:00   y a  las 08:00 salía a entrenarme”.

En aquella época  Camargo  integraba  un equipo pequeño de su natal Paipa (Boyacá). 

Los resultados no se  le habían dado y empezaba a dudar de que valía la pena esforzarse por el deporte. Debía   ejercitarse después de  que en    la madrugada cargaba  costales de harina, mezclaba   ingredientes y amasaba   el pan.
 
Eso lo sobrellevaba  con la esperanza de que algún día integraría un equipo grande para pelear en torneos  importantes.
Pero el nacimiento de la primera de sus dos hijas lo hizo replantearse  su vida, nuevamente.
  
“La necesidad y la familia son  lo más importante. Pensé seriamente en el retiro, sobre todo porque no tenía el apoyo necesario. Cuando uno no rinde  y no gana, no vale nada. Luego, cuando se empieza a acumular triunfos, ahí sí  todo el mundo lo quiere. Esa es la realidad”, reflexiona.
 
Camargo  continuó  ejercitándose y  hace dos años    dio el salto. Ingresó al equipo  Boyacá Orgullo de América que cuenta   entre sus filas con  22 ciclistas.
 Con la logística y la preparación que cuenta  en este grupo, Fernando  Camargo obtuvo  su primer título internacional al ganar la Vuelta a Bolivia, en 2008.
 
Por eso fue que Camargo llegó motivado al país  y se  tuvo  confianza  en  la contrarreloj. 

 “Si no es aquí  no será nunca”, se dijo el boyacense mientras empezó a pedalear en la octava etapa  entre Fumisa y Quevedo, en Los Ríos, y    en la  cual  logró una ventaja de casi dos minutos contra  Navarrete, que  se quedó con el segundo lugar de la prueba.       

“Las cosas al final se nos dieron acá, en Ecuador,  y ese es el premio al sacrificio  y al  esfuerzo de todo    el año.  Me tenía confianza en la penúltima etapa. Y bueno, aquí están  los resultados”.

Su principal rival en la Vuelta al Ecuador,  Segundo Navarrete, dijo de Camargo:  “Me venció uno de los mejores del continente, su calidad fue insuperable”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)