15 de julio de 2014 11:11

Los futbolistas van de derecha a izquierda también en la política

De todo. Maradona. Quizá el mejor jugador de todos los tiempos y con la zurda más maravillosa que se conociera, sus posiciones políticas han oscilado según los gobiernos de turno. Estuvo con Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Néstor Kirchner

Maradona es quizá el mejor futbolista de todos los tiempos, que ha jugado su posición política según el gobierno de turno. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Política

Del fútbol se ha dicho que es el opio de los pueblos. Y en mucho, las coberturas mediáticas se han dedicado a hurgar más en la vida privada de los jugadores  y sus relaciones con vedettes o modelos, sus salidas nocturnas a discotecas de la élite. Pero también ha habido jugadores que han tenido y no han ocultado sus preocupaciones políticas. Pero estas han sido de derecha y de izquierda. Y otros que se juntan al poder de turno.

Aquí una pequeña galería de jugadores con conciencia política.

IZQUIERDA

Javier Zanetti

Fue uno de los laterales más impresionantes por su rendimiento físico. Jugaba por la banda derecha en el Inter de Milan y de la selección argentina. Tiene una fundación solidaria para sectores vulnerables, sobre todo la niñez. Pero también mostró su admiración por el movimiento zapatista y hasta los apoyó económicamente.

Sócrates (Brasil)

Fue sin duda uno de los más grandes enganches del fútbol brasileño. Pero más allá de su elegancia y su capacidad para dar pases con el taco, siempre fue una persona comprometida con las causas populares. Combatió la dictadura que se instaló en Brasil en 1964 y que se mantuvo hasta mediados de los 80. Pero también participó en lo que se llamó la “democracia corinthiana”, que cambió por siempre las relaciones laborales en los clubes brasileños. Murió en el 2011.

George Weah, Liberia.

Fue uno de los delanteros más extraordinarios. Fue el único africano que la logrado conquistar el balón de Oro en 1955. Pero el haber nacido en Liberia, con un fútbol tan pobre como su país no le permitió consagrarse en un Mundial. En el 2005, dos años después de haberse retirado como jugador, se lanzó como candidato a la presidencia de su país con una oferta modesta pero prioritaria: casa, electricidad y agua potable para todos. Lo derrotó Johnson-Sirleaf, quien fue funcionario del Banco Mundial. Ha sido un luchador incansable para llevar a juicio político a Charles Taylor, acusado de crímenes de lesa humanidad durante la II guerra civil en su país.

DE TODO

Maradona

Quizá el mejor jugador de todos los tiempos y con la zurda más maravillosa que se conociera, sus posiciones políticas han oscilado según los gobiernos de turno. Estuvo con Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. En su programa “De zurda”, que transmite Telesur, dijo que es “cristinista (por la presidenta) de la primera hora”, en el 2008 dijo que gritó como si fuera un gol el voto en contra en el Senado del vicepresidente Julio Cobos a favor de los productores rurales y en contra de la mandataria.

DERECHA

Iker Casillas

El Real Madrid ha sido considerado como un equipo “de las derechas”, como dirían en España. Según un reportaje del diario catalán La Vanguardia, el 43% de los españoles de centroderecha y el 50% de derecha son hinchas del Madrid y solo un 20% del Barcelona. Iker Casillas, arquero del Real Madrid, sería uno de ellos porque ha sido uno de los promotores del periódico ultraderechista ‘La Gaceta’.

Paolo Di Canio

El exjugador y entrenador, es quizá el más polémico de todos por su abierta admiración hacia la ideología fascista y a Benito Mussolini. Jugador de la Lazio, considerado el equipo de la derecha de Roma y en contraposición a la Roma, saludaba a los ultras, vinculados con la extrema derecha italiana, con el brazo estirado.

Christian Abbiati

Este arquero tampoco disimuló su simpatía por el fascismo italiano. Aunque sostuvo no compartirlo al 100%, destacó que era importante los principios de patria, religión y orden. De hech, reconoció coleccionar objetos de Mussolini. Cuando quedó campeón en el 2011, con el Milan, festejó con la bandera italiana con el símbolo fascista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)