2 de julio de 2015 12:03

800 funcionarios municipales participaron en un simulacro en el parque Bicentenario

El alcalde Mauricio Rodas inspeccionó, junto al jefe del Cuerpo de Bomberos de Quito, Éber Arroyo, los lugares donde serán atendidas las personas que lo requieran, durante la visita del Papa. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

El alcalde Mauricio Rodas inspeccionó, junto al jefe del Cuerpo de Bomberos de Quito, Éber Arroyo, los lugares donde serán atendidas las personas que lo requieran, durante la visita del Papa. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Mayra Pacheco
Redactora (I)

La mañana de este 2 de julio se realizó un simulacro, en el parque Bicentenario, con las entidades municipales que prestarán su apoyo durante la misa campal que ofrecerá el Papa el próximo martes 7.

Para este evento religioso, a las 10:30, se contará con 8 800 personas. En el operativo participó personal del Cuerpo de Bomberos, de la Empresa de Aseo, de Agua Potable, agentes civiles de Tránsito, entre otras explicó el alcalde Mauricio Rodas.

Está previsto que el equipo logístico, que se usará desde la víspera de la misa, se encuentre, totalmente, instalado este domingo 4 de julio.

Las personas que acudan a la misa campal contarán con carpas para recibir atención prehospitalaria, puntos de hidratación, baterías sanitarias y se habilitará una zona especial para los comerciantes.

Rodas explicó que en cada uno de los 33 cuadrantes (espacio vallado asignado para los feligreses) habrá una carpa del Cuerpo de Bomberos para atender posibles emergencias médicas. También se instalarán más de 1 300 baterías sanitarias y se entregarán alrededor 2,9 millones de raciones de agua potable. Las personas deben contar con recipientes para recoger el líquido.

Los 3 000 comerciantes acreditados para vender sus productos durante estos días trabajarán en los exteriores del parque.

En caso de una posible emergencia se realizará un trabajo coordinado con el Gobierno Nacional, dijo Juan Zapata, secretario metropolitano de Seguridad.

Las emergencias menores serán atendidas en las carpas del Cuerpo de Bomberos. Si la situación es más compleja se contará con el apoyo del Ministerio de Salud.

Los asistentes que pernocten el 6 de julio en este parque podrían estar expuestos a posibles casos de hipotermia (descenso de la temperatura), hipoglicemia (baja de los niveles de azúcar) y deshidratación.

En la misa campal se calcula que asistirán 1,8 millones de creyentes. Estos empezarán a llegar desde el lunes 6. Las puertas del parque se abrirán a partir de las 17:00. Habrán 15 accesos (11 entradas y 4 salidas).

La noche del 6 de julio se hará una vigilia en el Bicentenario. Ahí participarán alrededor de 250 000 personas, según la Secretaría de Seguridad.

Estas deberán llevar alimentación, ropa abrigada, hidratación y, si es necesario medicinas. En esta zona, en la noche y madrugada, la sensación térmica podría ser de hasta 3 grados centígrados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)