4 de abril de 2015 19:05

Un sospechoso en silla de ruedas fugó durante evacuación en el hospital de Ibarra

El hospital San Vicente de Paúl fue evacuado ante la amenaza de una bomba. Foto: EL COMERCIO

José C. estaba custodiado por un guía penitenciario, que al momento está detenido, mientras se realizan las investigaciones. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Washington Benalcázar

La Policía busca a José C., un ciudadano privado de la libertad, que desapareció el 4 de abril del 2015 durante la evacuación del hospital San Vicente de Paúl, de la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura.


Hasta hoy, domingo 5 de abril, no se conocía su paradero. Él es el único de las 122 personas que estaban asiladas en la casa de salud que no retornó luego de comprobarse que eran falsas las llamadas telefónicas en las que un desconocido advertía sobre la presencia de un artefacto explosivo en el lugar.

Los médicos, enfermeras y personal administrativo del hospital evacuaron a los pacientes, entre las 18:00 y 20:30, de 4 de abril. Según Yu Ling Reascos, coordinadora Zonal 1 de Salud, durante la emergencia se contabilizaron 109 pacientes hospitalizados, además de ocho en neonatología y cinco en la unidad de terapia intensiva.

De ellos, 79 fueron trasladados al coliseo Luis Leoro Franco, vecino de la casa de salud, 2 internos permanecieron en las ambulancias bajo cuidado médico, 2 en terapia intensiva y 1 paciente fue trasladado a Quito por su condición de gravedad.

Una vez que los especialistas en explosivos de la Policía descartaron la presencia de una bomba, los funcionarios e internos retornaron al hospital. Sin embargo, el privado de la libertad, José C., quien se moviliza en silla de ruedas porque supuestamente no tenía movimientos en sus piernas, no regresó.

Édgar López, comandante de la Policía de Imbabura, confirmó que el ciudadano -de 58 años- habría sido trasladado al hospital desde el Centro de Rehabilitación Social de Ibarra, en donde paga una condena por narcotráfico.

En el sanatorio debía asistir a una consulta médica. También, el oficial aseguró que José C. se encontraba bajo la custodia de un guía penitenciario, que ahora se encuentra detenido mientras se realizan las investigaciones.

Todo indica que el ciudadano privado de la libertad aprovechó la confusión para evadir de la justicia. La Policía investiga si hay relación entre las llamadas telefónicas y la fuga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)