7 de agosto de 2014 20:04

Un nuevo diseño operacional tendrán las Fuerzas Armadas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 12
Contento 0
Patricio Ramos. Redactor

El Gobierno convertirá a la Base Aérea de Taura en el eje de la aviación subsónica y supersónica del país y además propiciará el desarrollo de Manta como una base militar, anunció la Ministra de Defensa María Fernanda Espinosa.

Ese pronunciamiento lo realizó al medio día del 7 de agosto la Secretaria de Estado, en la Base Aérea de Manta, en la ceremonia del reemplazo del equipo de vuelo del Escuadrón N 1112 entre el avión Casa C-295 y el Avro HS-748 para fortalecer las capacidades de transporte liviano de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

Sobre el cambio de los dos aviones AVRO por los tres Casa C-295, el Comandante General de la FAE, Raúl Banderas Dueñas, dijo que los AVRO dejan de operar después de 50 000 horas de vuelo.

La ministra Espinosa aseguró que en Taura se complementará el proyecto de nuevo diseño operacional con la implementación y renovación integral de los sistemas de navegación, infraestructura y equipamiento aeronáutico. Mientras que Manta será una base militar.


En la actualidad en Manta está la Base Aeronaval que tiene su espacio en la cabecera sur del aeropuerto Eloy Alfaro. Además Espinosa precisó que el Fuerte Militar Manabí, con sede en Portoviejo se trasladará a Manta. Así Manta se sumará a las bases conjuntas de Jumandi y Salinas en lo que el Gobierno denomina el nuevo diseño operacional de FF AA.

Entre las novedades la funcionaria informó que están concluidos dos nuevos polvorines; uno en el cantón Jaramijó en Manabí y otro en sector El Corazón. Además señaló que se ha iniciado la construcción de un depósito de munición en el sur del país.

Sobre las bondades de los Casa C-295 dijo que son naves multipropósito. Tienen un costo de USD 30 millones cada una y forman parte del proyecto integral para reforzar las capacidades operativas de FF AA explicó. Pueden transportar tropas y pertrechos, personal civil, militar y además prestar ayuda en caso de desastres naturales, combate a incendios, rescate y evacuación aeromédica. Su diseño versátil le permite operar en terrenos agrestes en cualquier región del país. Su modernidad, señaló la funcionaria permitirá abaratar costos en su mantenimiento. Ayer después del medio día, el nuevo Casa C-295 aterrizó en la Base Aérea de Manta.

Sus dos pilotos y dos técnicos condujeron la aeronave hacia la plataforma norte del recinto militar. Ahí desde dos motobombas contra incendios de la Dirección de Aviación Civil (DAC) que estaban estacionadas a 150 metros de distancia salían chorros de agua hacia lo alto hasta formar un arco por el cual paso el flamante avión. Personal de la FAE se formó frente al avión para solemnizar la bienvenida.

Uno de los pilotos del Casa C-295 es Diego Muñoz. "Estoy en lo que podría ser la transición del AVRO al Casa C-295, este último avión tiene capacidad para llevar hasta 70 pasajeros, también puede transportar a 50 elementos militares completamente equipados y puede aterrizar en pistas preparadas y no preparadas".


Los dos aviones Casa C-295 restantes deberán llegar al país máximo hasta fines de año. Las naves fueron adquiridas a la empresa Airbus Defence and Space de España. ​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)