18 de noviembre de 2015 00:00

Defensa destinará USD 60,7 millones para fortalecer a la FAE

Naves del Ala de Combate 22 de la Fuerza Aérea. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Naves del Ala de Combate 22 de la Fuerza Aérea. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 45
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Fernando Medina

Fortalecer, mejorar, conservar y recuperar. Estos son los verbos que se usan en la Pro forma de inversión que el Ministerio de Defensa aplicará el próximo año y allí se detallan los siete proyectos que desarrollará la Fuerza Aérea.

En el documento de 18 páginas se establece que el 55% del monto asignado para inversiones de las FF.AA., favorecerá a la rama aérea. En otras palabras, de los USD 109,12 millones fijados para esa tarea, USD 60,7 millones serán específicamente para gastos de la FAE.

Una delas inversiones más representativas (USD 44 millones) en el presupuesto es la adquisición del sistema de radares que se utilizarán para detectar aeronaves que ingresen clandestinamente al territorio aéreo nacional.

En total, son cuatro equipos que serán distribuidos por la empresa española Indra, quien ganó la licitación del contrato a finales del 2014. Pero, la necesidad de estos artefactos tecnológicos no es nueva.

En el 2009 ya se realizó una compra similar. En esa ocasión los equipos eran de origen chino, pero a los dos años de su funcionamiento presentaron anomalías y Ecuador dio por terminado el contrato bilateral.

En tanto, que uno de los nuevos radares ya está en el país y se espera que los tres restantes lleguen hasta agosto del 2016. Así, lo confirmó hace 22 días el ministro de Defensa, Fernando Cordero. El funcionario también señaló que los radares son parte de un mecanismo disuasivo. De hecho, la necesidad de esos equipos se detectó en el 2008, cuando se produjo el bombardeo del Ejército colombiano a una base de las FARC, en Angostura, suelo ecuatoriano. Por ese ataque, también se calificó como “necesaria para la seguridad nacional” la compra de siete helicópteros para tareas de rescate. Fue así que se compró a los Dhruv.

Ahora entre los siete proyectos que la FAE plantea desarrollar este 2016, aparece “la adquisición de helicópteros”.

Frente a esta posibilidad, el asambleísta Diego Salgado señala que “es lo más loable que se puede hacer en estos momentos”. Él es integrante de la Comisión de Soberanía de la Asamblea, encargada de investigar la compra de los Dhruv y afirma que con las alarmas activadas de una posible erupción del volcán Cotopaxi y un fenómeno de El Niño, el “Ecuador necesariamente requiere de nuevas aeronaves, las cuales podrían ser financiadas con el cobro de los seguros de los cuatro helicópteros accidentados.

De hecho, el presidente Rafael Correa, el pasado 17 de octubre señaló que en la compra de los Dhruv, “el país no ha perdido un centavo” y que se benefició de USD 51,5 millones por concepto de los seguros.

Es decir, cerca de USD 6 millones más del valor de la compra total de las aeronaves que era de USD 45,2 millones.

La investigación de los Dhruv sigue en la Asamblea. El 14 de octubre se discutió este tema en la Comisión de Soberanía. Ese día estuvo allí el ministro de Defensa, Fernando Cordero.
Además de la compra de helicópteros y de radares, el próximo año, la FAE plantea “incrementar la capacidad operativa del grupo de transporte aéreo ejecutivo”.

En un documento publicado en marzo pasado, se detalla que “el Grupo de Transporte Ejecutivo de la FAE se encuentra limitado en el cumplimiento del traslado de varias comitivas gubernamentales (...) debido a que en la actualidad dispone de una sola aeronave, el avión Legacy EMB-135 BJ”.

Algo similar ocurre con la “recuperación de la capacidad operativa de fuerza de reacción inmediata del sistema de defensa aérea”. Este proyecto que se desarrolla desde el 2010 plantea mejorar las condiciones de la seguridad interna y externa de la población ecuatoriana. Este proyecto se prevé que finalice en noviembre del próximo año.

En tanto que un quinto proyecto está relacionado con el uso de equipos y materiales que el Ministerio de Defensa toma de la FAE.

Conservar la capacidad de transporte mediano que tiene como fin ejecutar vuelos de ayuda humanitaria, evacuaciones aeromédicas y personal civil también hace parte de las necesidades de la FAE en el 2016, al igual que mejorar la aviación en transporte ligero.

En contexto

Ayer, la Comisión de Régimen Económico y Tributario de la Asamblea analizó la Pro forma presupuestaria estatal del 2016. Virgilio Hernández, quien preside esa Mesa señaló que se realizaron observaciones, pero que el documento no tendrá mayores modificaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)