1 de February de 2015 19:38

Fuerza Aérea Ecuatoriana invirtió USD 400 millones para potenciar su flota

En la foto, uno de los aviones Súper Tucano de la FAE. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En la foto, uno de los aviones Súper Tucano de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE). Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 220
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 10
Diego Bravo

El avión Casa C-295 tiene una capacidad de transporte de 71 soldados y 24 camillas en operaciones de rescate. Apoya en emergencias de salud, envío de alimentos, auxilio en desastres naturales y transporte militar. Es de origen español y con capacidad de carga de 9 toneladas y vuela a 260 nudos.

El año pasado, la FAE compró tres de estas naves en USD 116,7 millones y reemplazó a las Avro. La nueva flota llegó entre agosto y noviembre del año pasado. Desde el 2008 también se han invertido más de USD 400 millones en 18 aviones subsónicos Súper Tucano, 12 supersónicos Cheetah y siete helicópteros Dhruv que ahora están parados tras el cuarto accidente del pasado martes.

De hecho, de los USD 1 974 millones invertidos en las tres ramas de las Fuerzas Armadas entre el 2007 y el año pasado, la FAE ha recibido más equipamiento en relación con las otras ramas (Ejército y la Marina).

¿Por qué priorizar a esa Fuerza? Las autoridades dicen que estaba en “condiciones más débiles”. Incluso la misma FAE reconoció que había “obsolescencia en su parque aeronáutico”.
Por eso está vigente un proceso de renovación de equipos de transporte ligero, mediano y especial, con base en las necesidades del país.

La compra de más equipos para la Aviación se consolidará en los próximos dos años, según la Agenda de Defensa 2014-2017. Consiste en la adquisición de helicópteros y armamento aéreo. Pero también se dotará de equipamiento a los Súper Tucanos y Cheetah. Eso se hará, pese a que estas naves ya están operativas. 

Este Diario accedió al Informe de Gestión del Ministerio de Defensa, que indica los avances de los proyectos de modernización de las Fuerzas Armadas hasta el 31 de octubre del 2014. En lo que respecta al mejoramiento de las operaciones de los Súper Tucano, el reporte señala que el proyecto se completó en un 99,9%, porque se recibieron las 18 naves, así como un simulador de vuelo, equipos y repuestos, pero falta la asistencia técnica Star Up.

Antes de los dos últimos accidentes de los helicópteros Dhruv, registrados en enero, Defensa reconoció que a la flota le faltó “recibir parte de equipos de apoyo, repuestos e instalación de mejoras técnicas” y que el proyecto de innovación de estas aeronaves se ha completado en un 83%.

El accidente aéreo
Uno de los 18 Súper Tucano se accidentó en marzo del 2012 en Manta. El hecho ocurrió mientras dos pilotos de la FAE realizaban una misión de entrenamiento. Ante eso, el Gobierno prevé comprar otra nave para completar esa flota. Para las autoridades, una de las prioridades es seguir potenciando a la Aviación.

Al referirse a tema, el presidente Rafael Correa dijo: “Nos falta armamento, nos falta equipamiento (...) Ya está todo planificado y tocará sacar plata de donde no haya, pero la defensa es muy importante”.

De allí que la FAE intenta recuperar su capacidad operativa y en medio de esos hechos han presentado problemas como el de los Dhruv. La Junta de Investigación llegó a la conclusión de que los dos primeros accidentes fueron ocasionados por errores humanos y los dos últimos aún se analizan con técnicos franceses y brasileños. Por ahora, la falta de esos aparatos dejó limitada la capacidad de la FAE.

Sin embargo, en esa rama hay otros aviones. Por ejemplo, tres Twin Otter, que transportan 18 pasajeros y que operan en la Amazonía. Una de estas naves también se accidentó en enero del 2011. En ese entonces, la FAE dijo que tenía 16 676 horas de vuelo y cubría los aeropuertos de Taisha, Macas y Shell, en la Amazonía. Además, las pistas de las comunidades de Curaray, Tutinentza y Montalvo.

Otras naves que maneja la FAE son los tres cargueros C 130 que funcionan para transporte, apoyo logístico y lanzamiento de paracaidistas.

En cuanto a los aviones supersónicos, estos tienen como centro de operaciones la pista del Ala de Combate Nº21, más conocida como Base de Taura (Guayas). Desde allí funcionan y cuentan con cinco años de mantenimiento.

El informe del Ministerio de Defensa asegura que ya “entró en ejecución el tercer año de garantía” de estos aparatos que incorporan un radar digital: un componente del sistema de armas que proporciona información simultánea de los blancos en mar y tierra.

En contexto
Para esta semana está previsto que las autoridades de Defensa comparezcan en la Asamblea Nacional para hablar de los accidentes de los helicópteros Dhruv. Xavier Ponce, quien firmó el contrato de compra, dijo que ya ha explicado en su momento este tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (9)