15 de December de 2009 00:00

Los fuertes oleajes afectaron a parte del malecón de Salango

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Manta

Las olas de hasta 3 metros de altura pegaron con fuerza en el malecón de Salango, en el cantón Puerto López, en el sur de Manabí. Esta zona se dedica a la  pesca  artesanal.

El vecino de esa localidad, Alfredo Acuña, comenta que entre la madrugada del lunes y la mañana de hoy las aguas del mar crecieron hasta alcanzar   el malecón y algunos cerramientos.

“Estábamos en la casa, a unos 600 metros de la playa, y desde allí se escuchaba cómo el mar bramaba, era algo aterrador. El estruendo era similar al que dejaron los aguajes   sucedidos en  1997 y 1998, cuando hubo fenómeno El Niño”, comentó el morador Fabián Guerrero.

El malecón se dividió en dos. Las gradas que conducían a esta  infraestructura se rompieron por completo. El agua carcomió  las bases  y la estructura quedó a merced de  las olas. Según las autoridades locales,  los daños podrían alcanzar los USD 30 000.

Mientras tanto en la playa El Murciélago, en Manta, elementos de la Cruz Roja, Policía y  Marina intensificaron las tareas de búsqueda del cuerpo de Erick Castillo, de 19 años.  El joven desapareció la tarde  del lunes,  mientras se bañaba en esa playa junto a varios amigos y familiares.

 Pasadas  las 13:50 de hoy  el cuerpo flotó al pie del hotel Costa del Sol, ubicado en esta  zona. Luis Chele, voluntario de la Cruz Roja, comentó que en estos casos, cuando hay oleajes,  el mar tarda hasta 48 horas en reflotar a un cuerpo.

Por este caso, el capitán del puerto de Manta, Patricio Mora, solicitó prudencia a los bañistas.

“El lunes, la playa El Murciélago estaba con resguardo de salvavidas y policías. En la  garita de emergencias estaba izada la bandera roja, que significa alto riesgo, hay que hacer caso a las advertencias, Erick, al parecer no se percató del llamado de atención e ingreso al mar”, señaló Mora.

Pese a las advertencias de que no se podía ingresar  al mar por la fuerza de las olas, los surfistas sí lo hicieron en estos dos últimos días. Ellos desafiaron a los oleajes  que alcanzaron hasta los 3s metros de altura. “A mis alumnos les advierto que hay que ser más cautos a la hora de ingresar al mar y sobre todo saber cómo llegar a las grandes olas”, comentó René Burgos, instructor de surf.

Mientras, los salvavidas insisten que hay que tener precaución hasta hoy porque se  prevé que el oleaje termine este  día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)