25 de junio de 2016 14:25

Quito teme un impacto en la frontera tras la paz entre Colombia y las FARC

Actualmente, las FARC cuentan con unos 7 000 combatientes en Colombia. Foto: Archivo / AFP

Actualmente, las FARC cuentan con unos 7 000 combatientes en Colombia. Foto: Archivo / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 43
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 4
Javier Ortega
jortega@elcomercio.com

Que la violencia se traslade a territorio ecuatoriano. Ese es el principal temor de las autoridades locales una vez que Colombia acuerde la paz con las FARC, la guerrilla más antigua de América Latina.

Según comentó Inteligencia a EL COMERCIO, el Frente 48, una de las facciones más violentas del grupo subversivo, dirige el tráfico de armas y de drogas en la frontera con Ecuador.

Por este antecedente, los soldados que operan en Sucumbíos señalan que un porcentaje de guerrilleros no se acogerá al proceso de paz y, más bien, integrará organizaciones criminales vinculadas con la venta de armamento y narcóticos.

Estos temores también los anunció ayer el presidente Rafael Correa. “Sabíamos que tarde o temprano iba a llegar ese acuerdo de paz y las consecuencias que eso puede tener”.

Y adelantó: “se calcula que tal vez un cuarto de efectivos de las FARC no se desmovilice sino que harán bandas organizadas como pasó con los paramilitares. Eso aumentaría la inseguridad en la frontera norte”.

Actualmente, Colombia estima que en la guerrilla operan unos 7 000 hombres distribuidos en 25 de los 32 departamentos que tiene el país.

Oficiales ecuatorianos aseguran que en los 724 kilómetros de frontera hay decenas de pasos ilegales por donde se da el flujo de armamento y estupefacientes. En Sucumbíos, por ejemplo, los militares han detectado más de 50 puntos e incluso puestos de descanso de personal de las FARC.

Ante la inminente firma de la paz, el Gobierno aseguró en marzo pasado que “blindará al máximo” la frontera norte.

Una investigación de InSight Crime, una fundación dedicada al estudio del crimen organizado en Latinoamérica y el Caribe, advierte que el Bloque Sur de las FARC está “profundamente involucrado” en el narcotráfico. “Su Frente 48, localizado a lo largo de la frontera con Ecuador, maneja grandes cantidades de cocaína, y bien puede tener vínculos directos con el Cartel de Sinaloa, de México”.

Antecedentes con las AUC

Los temores de que disidentes de las FARC formen grupos delictivos se amparan en los procesos de desmovilización que tuvo Colombia con el Ejército Popular de Liberación Popular (EPL) o las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Los denominados Rastrojos, por ejemplo, una de las organizaciones del narcotráfico más poderosas de Colombia, fue dirigida, entre 2008 y 2012, por Javier Calle Serna, un excombatiente del EPL que se negó a desmovilizarse en 1991.

Su hermano incluso fue detenido en Cumbayá (Quito) y según la Policía ecuatoriana quiso montar una estructura dedicada al microtráfico en la ciudad .

Con las AUC también hubo problemas. Según InSight Crime, este ejército paramilitar desmovilizó más de 30 000 miembros, pero quienes no entregaron las armas engendraron otras 30 estructuras criminales, a las cuales el gobierno llamó ‘Bacrim’ (bandas criminales). “Muchas fueron formadas por comandantes paramilitares de rango medio, que manejaban actividades criminales de las AUC, y retomaron el negocio criminal”, tras la desmovilización, en el 2006.

El entrenamiento militar

Uno de los puntos acordados el jueves entre Colombia y la guerrilla está relacionado con la entrega de armas. En septiembre pasado, Rodrigo Londoño, máximo jefe de las FARC, ordenó la suspensión de los denominados cursos militares en donde las FARC entrenaban a sus soldados.

Reportes de las Fuerzas Armadas colombianas refieren que la guerrilla contaba con una fuerza especial integrada en su mayoría por menores de edad. La formación se especializaba en el manejo de armas, explosivos y adiestramiento físico en las zonas selváticas.

InSight Crime señala que el riesgo de que esos jóvenes no entreguen las armas y utilicen el adiestramiento militar para actividades criminales “es muy alto, casi inevitable”.

La única forma de minimizar esto -dice la fundación- es que Colombia ayude a las FARC en la transición y las oportunidades que presenten a los combatientes desmovilizados.

Algunos dirigentes de las FARC detenidos en el Ecuador

3/01/2004
Inteligencia capturó en Quito a Juvenal Ovidio Palmera alias Simón Trinidad, a quien se lo identificaba como integrante del Estado Mayor de las FARC. Fue deportado a Colombia y luego a EE.UU., donde está apresado.

20/07/2015
Agentes apresaron en Lago Agrio, Sucumbíos, a Diego Mejía, alias El Paisa. Los investigadores aseguraron que él era el líder financiero del Frente 48. Vivió en Ecuador seis meses antes de su arresto.

26/07/2015
Policías detuvieron a Bartolomé Jamioy, alias El Loco. El Gobierno ecuatoriano señaló que el sospechoso era el segundo cabecilla del Frente 48. En los últimos 17 meses, Ecuador detuvo en total a siete cabecillas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (42)
No (6)