13 de octubre del 2015 00:00

La canasta comercial es bien vista en Ipiales

Ipiales

El viernes, en el centro de Ipiales, los ecuatorianos buscaban productos con precios bajos. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 21
Carolina Enríquez
Redactora
negocios@elcomercio.com (I)

Los comerciantes de Colombia se frotan las manos con la posibilidad de vender un mayor volumen de productos a los comerciantes carchenses gracias al mecanismo de canasta comercial. El pasado 7 de octubre el Comité de Comercio Exterior (Comex) definió un mecanismo denominado canasta comercial, para apoyar a los comerciantes del Carchi, afectados por los miles de ecuatorianos que acuden a comprar en Ipiales (Colombia).

El sistema permite que comerciantes de la provincia fronteriza compren productos en Colombia, los nacionalicen sin pagar impuestos y los vendan solo en la provincia.

4 739 comerciantes de Carchi se beneficiarán con la medida y podrán adquirir artículos por USD 54 millones hasta el 12 de junio del próximo año.

Mientras los empresarios carchenses esperan mayor explicación sobre el mecanismo, los comerciantes de Ipiales quieren que la medida ya entre en vigencia. John Álex Mora, del Centro de Teléfonos de Ipiales, un local de tecnología, contó que había oído del tema y que está interesado en hacer negocios con los carchenses.

Harold Delgado, presidente de la Cámara de Comercio de Ipiales, dijo que la propuesta nació en Colombia hace varios años cuando era más barato comprar en Ecuador. Pero, esa vez los colombianos no tuvieron apoyo de su Gobierno.

Los comerciantes colombianos hacen cálculos para ofrecer rebajas a sus pares de Carchi. Mario Pantoja, presidente de la Asociación de Comercializadores de Telefonía Celular de Colombia, augura que habrá ganancias, ya que el volumen de ventas aumentará y eso compensa una reducción de los márgenes de ganancia.

Los comerciantes colombianos esperan reunirse con sus pares ecuatorianos para revisar la aplicación de la medida y hacer propuestas de intercambio, porque a ellos también les interesan productos de Ecuador (arroz, huevos e, incluso, cilindros de gas).

Mientras eso se define, Ipiales continúa beneficiándose del flujo de ecuatorianos en busca de productos a menor precio. La tarde del viernes pasado, por ejemplo, resultaba difícil caminar por las veredas en el centro de Ipiales, donde centenares de ecuatorianos circulaban con bolsas y desbordaban los pasillos de locales como Estrella.

Compradores como Vinicio Lema comentaron que iban en busca de ropa y artículos para el hogar. No les interesaban los electrodomésticos ni equipos electrónicos porque están gravados con salvaguardias.

La mayoría de viajeros no sabía qué responder cuando se les consultaba si sabían del mecanismo de canasta comercial.

En la plaza central, los cambistas llenaban toda una cuadra haciendo su negocio. Un dólar se cambiaba por 2 600 pesos colombianos. En los locales comerciales, el cambio oscilaba entre 2 400 a 3 175 pesos por dólar. Este último valor se aplicaba a las compras con tarjeta de crédito.

En Electrocrédito del Cauca, un almacén de electrodomésticos en el centro de Ipiales, la afluencia de público era menor. Talvez, decía su dueña, por el cobro de salvaguardias en Ecuador para estos artículos.

Pese a ello, la comerciante piensa en los beneficios que podría traer a su negocio la canasta comercial. Considera que puede ofrecer precios al por mayor a los ecuatorianos. Para ello también espera tener conversaciones con los carchenses en este mes.

En ese local, una refrigeradora Mabe mediana, por ejemplo, cuesta 672 000 pesos. Esto equivale a USD 211 si la compra se hace con tarjeta. Con aranceles y salvaguardias el costo sube a unos USD 390.

Con la canasta comercial el precio para el comerciante de Carchi podría ser similar al de Colombia y en el país se podría comercializar con ganancia. Así, el viajero podría adquirir su producto en Ecuador sin pagar aranceles y salvaguardias.

El viernes pasado, los vigilantes tuvieron un mayor trabajo. A las 18:00, dos agentes abrían cajuelas y revisaban los autos que cruzaban el puente de Rumichaca. Quienes debían presentar una declaración eran conducidos a la zona de oficinas para el trámite y el pago.

La Aduana indicó ayer que la recaudación por salvaguardias durante los tres días de feriado en Carchi sumó alrededor de USD 10 000. A escala nacional, entre el 18 y el 27 de septiembre, se recaudaron USD 62 723, solo en ese paso fronterizo.

Desde esta semana funcionarios de la entidad darán capacitación a los comerciantes del Carchi para la aplicación de la canasta comercial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)