1 de julio de 2015 06:19

Francisco, cuarto papa que viaja a América

El papa Francisco en el Vaticano. Foto: EFE

El papa Francisco en el Vaticano. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 223
Agencia EFE
Redacción Internacional

El viaje que inicia el papa Francisco a Ecuador, Bolivia y Paraguay a partir del próximo 5 de julio es el segundo que realiza a Latinoamérica, la región con más católicos del mundo y un referente en los últimos pontificados.

En la historia de la Iglesia Católica cuatro Papas han viajado a Latinoamérica.

El primero fue Pablo VI, quien visitó Colombia en agosto de 1968.

El segundo fue Juan Pablo II, que estuvo en el Nuevo Continente en 18 ocasiones.

Les siguieron sus sucesores, Benedicto XVI, que realizó dos viajes a América Latina, y el argentino Francisco, que efectuó su primer viaje internacional a Latinoamérica como papa en julio de 2013, a los pocos meses de ser elegido obispo de Roma.

Bergoglio, que en aquella ocasión visitó Brasil entre el 22 y el 29 de julio, recogió el testigo de Benedicto XVI para presidir, en Río de Janeiro, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica, "un gran regalo", dijo el pontífice, especialmente al haber nacido en Latinoamérica.

En esa visita apostólica de siete días de duración, el papa Francisco hizo un llamamiento a la Iglesia para que sea agente de cambio social "por un mundo nuevo", ofició su primera misa en Brasil en el Santuario Nacional de Aparecida, patrona del país; presidió una multitudinaria misa en la playa de Copacabana y visitó la comunidad de Varginha, en el complejo de favelas de Manguinhos.

Su antecesor, Benedicto XVI, también había viajado a Brasil. Fue en su primer viaje internacional en mayo de 2007, dos años después de ser elegido Papa.

En esa primera visita al que llamó "Continente de la esperanza", el Papa condenó el aborto y el narcotráfico, tuvo dos encuentros con jóvenes, canonizó al religioso Antonio SantAnna de Galvao, primer santo nacido en Brasil, y definió las líneas de acción de la Iglesia Católica en la región.

México y Cuba fueron el destino del segundo y último viaje del papa Ratzinger a Latinoamérica, del 23 al 28 de marzo de 2012, la primera vez que el pontífice viajaba a dos países de habla hispana.

Con un mensaje de paz y esperanza llegó a México -primera etapa del viaje-, donde incluyó tres ciudades del estado de Guanajuato: León, Silao y Guanajuato capital, ciudad esta última donde exhortó a los cristianos a superar "el cansancio" de la fe.

Posteriormente, como "peregrino de la Caridad" llegó a Cuba, donde se reunió con Fidel Castro, dejó mensajes en defensa de las libertades, reclamó más espacios para su Iglesia y criticó el bloqueo económico de Estados Unidos.

"Que Cuba sea la casa de todos y para todos los cubanos", dijo el pontífice en el discurso con el que se despidió en La Habana.

El hoy San Juan Pablo II, el papa viajero, expresó ya, desde el inicio de su pontificado, su preferencia por el continente latinoamericano.

Viajó a América Latina en 18 ocasiones y vistió la práctica totalidad de los países americanos.

Estuvo, entre otros, en la Argentina de Galtieri (1982); la Nicaragua sandinista (1983); el Chile del general Augusto Pinochet (1987) y la Cuba de Fidel Castro en 1998.

"América Latina -dijo el papa polaco- es un continente joven y lleno de esperanza, en el que no faltan estridentes contrastes que imponen a los sectores menos favorecidos de la población el pago de intolerables costes sociales".

El último viaje del papa Wojtyla a Latinoamérica tuvo lugar en 2002, tres años antes de su muerte.

Pablo VI fue el primer Papa que puso pie en el Nuevo Continente, en agosto de 1968, cuando visitó Colombia. En Bogotá inauguró la II Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe, tres años después de concluir el Concilio Vaticano II (1962-1965).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)