28 de junio de 2016 08:03

Una francesa combatió años en filas de la guerrilla de las FARC 

El jefe de la delegación de guerrillas izquierdistas FARC a las conversaciones de paz con el gobierno colombiano , Iván Márquez confirmó que la ciudadana francesa combatía en las filas de la guerrilla. Foto: AFP

El jefe de la delegación de guerrillas izquierdistas FARC a las conversaciones de paz con el gobierno colombiano , Iván Márquez confirmó que la ciudadana francesa combatía en las filas de la guerrilla. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 3
Agencia AFP

Una francesa combatió durante años en filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) , según su propio testimonio que difundió Radio Francia Internacional, en el que la mujer aborda el drama de las madres guerrilleras.

Oriunda de la ciudad de Montpellier (sureste de Francia) , la combatiente francesa actuaba bajo el alias de Natalie Mistral, según revela al programa París-América.

Su presencia en filas de las FARC fue posteriormente confirmada por Iván Márquez, jefe negociador de las FARC en Cuba.

La presencia en filas insurgentes de al menos otra ciudadana europea, la holandesa Tanja Nijmeier (alias Alexandra Nariño), había sido revelada en 2007. Nijmeier formó parte de la delegación de las FARC que firmó la paz el jueves pasado en La Habana.

“ Nunca escuché de nadie más que fuera europeo ” , dijo “ Mistral ” tras aclarar que sólo tenía conocimiento de su compañera de armas holandesa. Agregó que había varios combatientes de países de América Latina y citó a Panamá, Venezuela, Ecuador, Brasil, Argentina y Chile.

Según este testimonio recogido en la selva colombiana por París-América, la mujer había dejado su trabajo de asistente social en Francia para “ vivir la revolución, un cambio real” en América Latina, tras preguntarse “dónde en el mundo había condiciones para eso”.

Fascinada por los textos del subcomandante Marcos, la francesa viajó primero a Chiapas para integrarse a filas zapatistas, pero al llegar a México comprendió que “la situación no era de cambio real” .

Luego se trasladó a Colombia, donde pasó a integrar el frente 57 de las FARC, que operaba en el departamento de Chocó del noroeste del país.

En su testimonio, habla del drama que viven muchas combatientes que una vez terminada la guerra quieren recuperar a hijos que abandonaron durante el conflicto.

“Yo tengo un hijo, dos hijos, una niña, un niño, a veces más de uno, a veces tres, y hace tantos años, que no sé dónde están”, dijo la mujer a RFI. Natalie Mistral habla en primera persona pero no se refiere a hijos propios sino a los de otras combatientes.

“Muchas guerrilleras son madres” , dijo Mistral. “En una situación de guerrillas móviles, no se puede tener hijos. No son condiciones ni para un embarazo ni para criarlos” .

“Se decidió hace bastante tiempo atrás, en los años 70, que no se podía, que las FARC no eran lugar para eso” . “Si la guerrillera decide tener un hijo, tiene que parir en los mismos campamentos con la ayuda de la enfermeras o los enfermeros” .

En otros casos alguna insurgentes salieron a tener el bebé con la ayuda de alguna familia. “Familias amigas de la organización o amigas personales de la guerrillera. Se queda unos dos meses, máximo, con el niño y tiene que regresar” al frente.

“Ese es todo el sufrimiento -comentó Natalie- de que tengo el bebé pero no lo no voy a ver, que para mí es más difícil que abortar”.

La mujer dice que espera poder permanecer en Colombia tras la firma de los acuerdos de paz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)