1 de marzo de 2016 12:16

10 nuevos fotorradares comenzaron a multar desde este martes 1 de marzo

Cuatro fotorradares se colocaron en la av. Mariscal Sucre. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Cuatro fotorradares se colocaron en la av. Mariscal Sucre. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 90
Triste 0
Indiferente 10
Sorprendido 4
Contento 32
Evelyn Jácome

Desde este martes, 1 de marzo del 2016, los 10 nuevos fotorradares ubicados en tres de las principales vías de Quito, comenzaron a generar multas. Cuatro aparatos fueron colocados, desde inicios de año, a lo largo de la avenida Mariscal Sucre; dos, en la Panamericana Norte y cuatro más en la Ruta Viva. Durante este tiempo los dispositivos fueron calibrados y los últimos 15 días se llevó a cabo una etapa de sociabilización.

Finalmente, desde hoy comenzaron a generar multas a aquellos conductores que exceden el límite de velocidad. En los 10 puntos, los autos livianos pueden circular máximo a 90 kilómetros por hora, y los pesados a 70.

A las 07:00, los vehículos circulaban a velocidad moderada por la avenida Mariscal Sucre, unos 500 metros antes de llegar a la  calles Diego Vásquez de Cepeda. Allí, en sentido oriente-occidente, funciona un fotorradar.

Ese lugar siempre fue un punto conflictivo para la movilidad. Los vehículos que circulaban por la Vásquez de Cepeda y tomaban la av. Mariscal Sucre, lo hacían a gran velocidad aprovechando los tres carriles que tiene la vía y que es de bajada. Sin embargo, hoy la situación fue distinta.

Durante 10 minutos, la mayoría de autos circulaban a máximo 70 kilómetros por hora, según registró el fotorradar. Durante ese período, únicamente dos vehículos, un taxi y una camioneta superaron el límite y alcanzaron los 93 y 98 kilómetros por hora.

La disminución de velocidad en este tramo generó un inconveniente. En ese punto existe un giro en 'U'. Juan Brito, usuario frecuente de la vía cuenta que cuando los vehículos bajaban a velocidad, dejaban cerca de 15 segundos para que otros autos realicen el giro, mientras el semáforo de la Diego de Vásquez, cambiaba. Pero este martes, como los vehículos circulan a baja velocidad, ese tiempo se reduce a cinco segundos o menos y realizar el giro se complica.

Según la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), el objetivo de la colocación de los dispositivos es evitar accidentes debido al exceso de velocidad.

La multa para los infractores es de USD 109,8 si los conductores no sobrepasaron los 120 kilómetros por hora. Pero si la cámara los capta circulando a más velocidad, la sanción será de USD 366.

En la Mariscal Sucre, a la altura de la calle Mañosca, sentido norte-sur, el radar no registró ninguna infracción desde las 07:45 hasta las 08:00. La razón según Benjamín Alcázar es que la congestión propia de la vía obligó a los conductores a circular despacio. El radar marcó la velocidad de la mayoría de los autos entre 30 y 50 kilómetros por hora. En ese mismo punto, pero en sentido contrario, el registro fue distinto. Los vehículos circulaban hasta a 80 kilómetros por hora. 

Para Marlene Cajas, quien vive en San Carlos, hace falta mayor información respecto a los límites de velocidad. La usuaria no tenía conocimiento de en qué tramos debía circular a máximo 50 kilómetros por hora, ni donde debía cancelar la multa en caso de ser sancionada.

La AMT informó que la siguiente semana se realizará una evaluación de los fotorradares con datos estadísticos y con los primeros resultados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (35)
No (6)