28 de julio de 2014 11:32

Las fotocámaras registrarán 3 tipos de faltas

Luis Gualoto, operador, revisa las infracciones detectadas con las cámaras de fotomultas en las vías de la ciudad. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Luis Gualoto, operador, revisa las infracciones detectadas con las cámaras de fotomultas en las vías de la ciudad. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 43
Triste 6
Indiferente 32
Sorprendido 68
Contento 2
Mayra Pacheco. Redactora 
mpacheco@elcomercio.com

Los conductores que no respetan los semáforos, los carriles exclusivos y las restricciones por el pico y placa deben pensarlo dos veces, desde la tercera semana de agosto funcionará el sistema de fotomultas.

Los equipos para realizar este tipo de registros ya están homologados. Son 63 distribuidos en toda la zona urbana.

El pasado viernes (25 de julio de 2014), un motociclista que circulaba por las calles Guayaquil y Espejo, en el Centro Histórico, optó por tomar la vía del Trolebús para superar la congestión vehicular. En el sitio, ningún uniformado advirtió esta infracción; sin embargo, una cámara de fotomulta registró esta maniobra.

Las imágenes en las cuales se ven al conductor cambiar al carril exclusivo fueron trasmitidas hasta un monitor en el centro de operación de fotomultas que funciona en San Carlos, en el norte de la ciudad.

En la av. Ajaví y calle José María Alemán, en el sur, también es común constatar varios tipos de infracciones de tránsito. El pasado viernes, al mediodía, en 15 minutos, alrededor de seis conductores aceleraron en lugar de frenar cuando la luz se puso en rojo. De estos casos se presentan, a diario, 1 600 en la urbe.

En la avenida Amazonas y Japón, en el norte, la realidad es similar. Las cámaras que funcionan en este sector registran a los conductores que circulan por esta zona. Cada vez que los equipos detectan una infracción se produce un destello de luz, a modo de un ‘flash’.

En la fase de pruebas, se registró un promedio diario de 2 044 infracciones: la más común es irrespetar al semáforo.

Pablo Flores, conductor que circulaba por al avenida Ajaví, está familiarizado con estos dispositivos; por eso, prefiere manejar con precaución. Ha visto cámaras en las avenidas República de El Salvador, Amazonas, en la Panamericana Norte, entre otras.

Flores está de acuerdo con el uso de estos equipos. No obstante pidió que las autoridades sean flexibles y que definan un mecanismo para evitar que en la noche se sancione por pasar el semáforo en rojo. Sugiere que se tomen en cuenta casos de emergencia o hechos de inseguridad en calles y avenidas.

Esta situación igual le causa preocupación a Pedro M., quien trabaja como jefe de meseros en una empresa de catering, ubicada en El Batán Bajo. Por lo general su trabajo termina entre las 02:00 y 03:00, los viernes y sábados.

Hace dos meses, él esperaba que la luz roja del semáforo cambie, en la instersección de las Naciones Unidas y 10 de Agosto. Eran cerca de las 02:30, cuando dos personas en una moto se acercaron a la ventana portando lo que parecía un revolver. No pensó dos veces, aceleró por la 10 de Agosto y no paró hasta llegar a su domicilio. Afortunadamente no le siguieron.

Ante la noticia del funcionamiento de las fotomultas, Pedro M. dijo que está bien, pero que las autoridades deben tomar en cuenta que la ciudad, en la madrugada, tienen otra realidad en seguridad y tránsito.

Otra preocupación entre los conductores es el tiempo que tomará el trámite para el pago de las multas, en unos casos, o las apelaciones, en otros.

Carlos Vallejo, taxista, cree que la aplicación del sistema debe ir junto con el mejoramiento del pago de los valores de la multa, ya que no puede perderse tiempo. El tema será analizado esta semana en el Municipio, incluso en la Comisión de Movilidad.

Patricio Pérez, coordinador del Centro de Gestión de Movilidad, (dependencia donde funciona el centro de operación de fotomultas), explicó que esta semana un grupo de agentes civiles se integrará para trabajar con el resto del personal en la validación y notificación de las infracciones.

Darío Tapia, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), dijo que el pasado 17 de julio, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) emitió la notificación de la homologación de los equipos.

Además, aclaró, que si un conductor no está de acuerdo con la sanción podrán impugnar en los juzgados de tránsito.

PUNTO DE VISTA

Cristóbal Buendía/ Director de Observatorio de Movilidad

‘Se requiere campaña preventiva’

La ciudadanía no está bien informada sobre la aplicación del sistema de control con cámaras de fotomultas. Las autoridades deberían hacer una campaña preventiva para difundir los controles que se harán con estos dispositivos. Estas cámaras de fotomultas podrían apoyar a ubicar a los presuntos infractores o aportar en los sitios en donde están agentes civiles de tránsito.
Además se debe sensibilizar a las personas sobre los efectos positivos que trae respetar las normas. El uso de estos dispositivos y el endurecimiento de las sanciones no generan una conducta positiva para respetar la normativa. No habrá cambios importantes.

En contexto

Un mecanismo para mejorar el flujo del tránsito en la ciudad se relaciona con mejorar los controles en las vías y con la colaboración ciudadana. La implementación de las cámaras para las fotomultas, en la teoría, va en ese camino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)